Tribuna libre. Opinión

Esperpento y Cultura

05.09.2016 | 04:00
Luis Gallego

Me informan que este tórrido verano el esperpento de raíz valleinclanesca dejó su castizo callejón del Gato madrileño para cruzar por el cartagenero callejón de la Aurora e instalar sus deformadores espejos en la mismísima iglesia de Santa María. Sí, la también llamada desde el siglo XVIII catedral vieja de Cartagena. El asunto sería de risa si no fuera porque participaron figurantes tan singulares como nuestro inefable alcalde José López y miembros de una atrabiliaria entidad de marcada ideología cartagenerista: la Plataforma Ciudadana Virgen de la Caridad.

Hacía tiempo que se demandaba la apertura al público de este singular templo erigido tras la Reconquista sobre el graderío del Teatro Romano. Resulta que por fin su titular, el obispado, tuvo a bien en excepcional cumplimiento de esa normativa que afecta a los BIC (bienes de interés cultural), abrir al público el monumento unos días al mes. Pero ahí no quedó la cosa, sino que su ilustrísima se estiró el bolsillo al punto de destinar unas perrillas al contrato de una guía oficial; algo tan loable como inusual en nuestra Región. Aquí es práctica común, si un municipio u otra institución decide organizar visitas guiadas, saltarse la normativa en vigor y echar mano del primer amiguete con tan buen pico como nula preparación y acreditación profesional. Pero es que además, el Santo Espíritu pareció guiar sus pasos y dieron en contactar con una excelente profesional, debidamente acreditada como guía oficial, licenciada en Historia, apasionada del patrimonio, gran comunicadora y entrañable persona.

El caso es que a pesar de darse por una vez, y sin que sirva de precedente, todas las condiciones para ofrecer un servicio cultural gratuito, digno y valioso para cartageneros y visitantes, el asunto no satisfizo plenamente a las huestes cartageneristas concitadas en torno a tan pintoresca plataforma. Y no lo hizo porque lo juzgaron parte de ese supuesto contubernio murciano-masónico cuyo mayor instigador parece ser ahora el obispado. Andan, con el alcalde a la cabeza, a uñas con su ilustrísima a cuentas de la legendaria usurpación de la capitalidad de la sede episcopal carthaginensis y la consiguiente naturaleza catedralicia del templo cartagenero. Y todo en beneficio de ese vulgar edificio de infame y recargada fachada sito en la murciana plaza de Belluga. Sumen a esto la reliquia de los calostros de la madre de Aníbal, la primera misa oficiada en Hispania por el apóstol Santiago, frente a las barbas de los magistrados romanos de Carthagonova, y cuanta sandez histórica sirva a su irredento cartagenerismo, y empezaran a entender el paño intelectual que nos ocupa.

El primer día que se abrió el templo entraron ignorando a la profesional a cargo del asunto, tomaron posesión del singular edificio y, entre hostigamientos y menosprecios varios, boicotearon cuanto gustaron su trabajo. Aquel primer día, contaron con la inestimable presencia de nuestro simpar alcalde cartagenerista. Siguieron acudiendo en días sucesivos, interrumpían malencarados a la guía, o bien ofrecían tras la visita oficial explicaciones absolutamente carentes de rigor a una asombrada audiencia.

Como representante regional de Cultura de Podemos, me parece un asunto tan triste como de escasa enjundia política; como casi todo lo que tiene que ver con nuestro peculiar alcalde. Como profesor y guía oficial me indigna el trato dado a una de esas compañeras cuya pasión por nuestra cultura, tanto dignifica la profesión.

Lo peor es como cartagenero, que no cartagenerista, lo mucho que me avergüenza esta historia. Me avergüenza la pobre imagen ofrecida a tantos visitantes de la que sin duda es una de las ciudades más bellas y ricas en patrimonio en esta orilla del Mare Nostrum. Es por ello que nadie sin estar debidamente acreditado está autorizado a ofrecer al público explicaciones culturales. Otra cosa sería a sus conocidos.

Me quedo al menos con la iniciativa de la diócesis de abrir el templo unos días al mes. Espero que se mantenga a fin de que cartageneros y visitantes foráneos sigan disfrutando del lujo de visitar este monumento único.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 

Especial

 

Carthagineses y Romanos

No te pierdas toda la información de las fiestas de Cartagena que rememoran la historia de la ciudad

Flamenco

Festival Internacional del Cante de las Minas

Festival Internacional del Cante de las Minas

Toda la información del Festival Internacional del Cante de las Minas, un punto de encuentro para todos los amantes del flamenco

 
Enlaces recomendados: Premios Cine