Empleo

Navantia tendrá carga de trabajo para dos años con los motores de los patrulleros de Arabia Saudí

La compañía ya ha comenzado a hacer acopio de material y gestión de pedidos a proveedores como paso previo a la firma del contrato - La empresa prepara hasta 18 cursos de formación destinados al 40% de la plantilla que se quedará sin tarea hasta que no culmine a finales de junio la revisión crítica del S-80

12.04.2016 | 04:00
Un obrero trabajando en las instalaciones de Navantia, en una imagen de archivo.

Los astilleros de Navantia en Cartagena tienen garantizada la carga de trabajo para los dos próximos años con la construcción de los motores para los cinco patrulleros de altura para la Armada de Arabia Saudí. El presidente del comité de empresa de la factoría, Eduardo Aranda, avanzó ayer a esta Redacción que «ya se está preparando la logística, haciendo acopio de material para fabricar los citados motores, cuyo número concreto y potencia dependerá de los detalles del contrato con Arabia Saudí, que aún no se ha firmado, pero cuya rúbrica es inminente».

En este sentido, el representante sindical de la plantilla de Navantia en Cartagena señaló que «estamos haciendo los encargos, viendo el tipo de piezas que tenemos y las que necesitamos con los proveedores. Algunas se fabricarán en Navantia, pero hay otras que hay que pedir a empresas, por ejemplo, en Alemania, o a los proveedores de éstas.

Aranda señaló que el acuerdo se tenía que haber firmado ya y, añadió que «había una visita del rey Felipe VI a su homólogo en Arabia Saudí, pero fue cancelada por la situación política de España con el Gobierno en funciones, que está influyendo negativamente en la firma del acuerdo»

Sobre este punto, recordó la iniciativa de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en el Congreso en contra de la construcción de estos buques para el país islámico. «Nadie me garantiza que Arabia Saudí vaya a usar estos barcos para presionar a Yemen o para vulnerar los derechos humanos», argumentó.

Un portavoz de los astilleros en Cartagena indicó que el contrato de Arabia Saudí aún no se ha firmado, con lo que Navantia no puede decir nada sobre este asunto.

El representante de los trabajadores señaló que en estos momentos «no nos comprometemos en firme en hacer ningún pedido hasta que no esté el acuerdo firmado», aunque «la fábrica de Motores de Navantia sí tiene autonomía para hacer encargos y pagarlos».

Aranda recordó que en estos momentos los astilleros están reivindicando un plan industrial y un otro de rejuvenecimiento de la plantilla, ya que en cinco años está previsto que se jubile la mitad de los trabajadores de la factoría de Cartagena, que ronda los 1.100 trabajadores. CC. OO señaló el pasado viernes la necesidad de poner en marcha un plan de rejuvenecimiento, con entre 500 y 700 incorporaciones, para que el astillero cartagenero tenga viabilidad. Así lo manifestó José Ibarra, representante de CC OO en Navantia, tras reunirse con el diputado nacional de Podemos por Murcia, Javier Sánchez, y el parlamentario autonómico de esta formación, Andrés Pedreño, a quienes trasladó que el futuro del astillero, uno de los cuatro que construyen submarinos en Europa, es concluir las grandes carenas de la serie S-70 y hacer los cuatro S-80, cuya primera unidad ya se ha diseñado.

Por otra parte, Aranda explicó que se están preparando ya 18 cursos de formación destinados al 35 o 40% de la plantilla, que se quedará sin trabajo, una vez que la parte más importante de la gran carena –revisión– del s-70 ya está prácticamente hecha, y también los trabajos de construcción del casco del S-80. «Habrá que esperar hasta el 30 de junio que se apruebe la revisión crítica del S-80 para poder empezar a trabajar con cada uno de los planos y distribuir las distintas partes de la construcción en los talleres».

La secretaría de Estado de Defensa ordenó que sólo se trabajara en el S-81 Plus, y se pospusieran las tareas que se estaban haciendo en el S-82, S-83 y S-84 hasta no tener el diseño final del submarino plenamente certificado.

Navantia ha tenido que transformarse para acometer este último programa incluyendo la consecución de la exigente certificación en la norma aeronáutica y aeroespacial EN9100, lo que permitirá competir en el futuro en el mercado exterior.

La ampliación del casco resistente es una consecuencia del rediseño del submarino que pasa a tener una mayor eslora y una mayor capacidad de desplazamiento, sin perder las capacidades que lo convertirán en un sumergible convencional de la siguiente generación. Se trata del programa más complejo de ingeniería que se está llevando a cabo a nivel nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Tu servicio WhatsApp


Noticias Levante-EMV WhatsApp

Suscríbete

Toda la actualidad local de la Región de Murcia en tu teléfono. Descubre en qué consiste y cómo suscribirte a este nuevo servicio gratuito de alertas informativas por WhatsApp

 

Especial

 

Carthagineses y Romanos

No te pierdas toda la información de las fiestas de Cartagena que rememoran la historia de la ciudad

Flamenco

Festival Internacional del Cante de las Minas

Festival Internacional del Cante de las Minas

Toda la información del Festival Internacional del Cante de las Minas, un punto de encuentro para todos los amantes del flamenco

 
Enlaces recomendados: Premios Cine