ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros
banner buzzeando
Aprendizaje divertido

Convierte la tabla periódica en un juego de hundir la flota

Una madre ha ideado un sistema divertido para que sus hijos aprendan química mientras se divierten

15.01.2016 | 10:41
Un divertido método para aprender la tabla periódica.

Cuando se trata de animar y entusiasmar a los niños con los deberes y con sus estudios, lo más eficaz en muchas ocasiones es poner en marcha en ingenio y la creatividad por nuestra parte a la hora de explicarles o ayudarles con sus tareas y así lograr que sientan un verdadero interés por ello.

Karyn Tripp es madre y profesora en el hogar de sus cuatro hijos y, por si fuera poco, esta mujer todo-terreno dirige su propio blog (Teach Beside Me) en el que comparte con otras madres como ella y con el resto de la comunidad de seguidores sus trucos, juegos y métodos para educar a sus hijos.

Convertir una tabla periódica en el clásico juego Hundir la flota es la última de sus ingeniosas ocupaciones para que niños de todas las edades -incluso para aquellos que todavía no están dando química- se diviertan y aprendan jugando.

¿Cómo se juega?

Para empezar a jugar es necesario imprimir cuatro copias de una tabla periódica -y plastificarlas para que puedan ser reutilizadas cuantas veces se quiera-. Una vez impresas, etiquetaremos las filas por orden alfabético y las columnas con números (si es que vuestra tabla no viene con estos números ya impresos). A continuación presentamos dos copias de tal manera que formen un ángulo de 90º entre sí en una carpeta y se sujeta con clips.

Las reglas son las mismas que para Hundir la flota, se trata de decir coordenadas para intentar averiguar dónde tiene los barcos el contrincante y apuntarlo. Por otra parte, los jugadores pueden marcar con un círculo filas de 2, 3, 4 y 5 elementos para situar en la tabla de abajo la posición de sus propios barco y la de arriba usarla para marcar con una X la posición de los barcos que vamos acertando del contrincante.

Juegan y, de paso, aprenden divirtiéndose. ¿No es ingenioso?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine