Blog 
Un café en la opera
RSS - Blog de Jordi Rosiñol Lorenzo

Sobre este blog de Nacional

Me identifico con la cita de Frida Kahlo "Nunca pinto sueños o pesadillas. Pinto mi propia realidad"


Archivo

  • 27
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Nacional Murcia

    Pobre riqueza

    Mientras pasean juntos por los bancales, los frutales les alimentan con su aroma, dibujan amarillos y anaranjados sus ojos cansados, ojos extenuados después de otra dura jornada de trabajo, el atardecer extingue el fuego abrasador que ha castigado con fuerza la jornada nuevamente, al echar andar se cruzan con infinidad de huertanos durante todo el camino, unos son familia, otros vecinos de toda la vida, gentes sencillas que lo comparten todo, que se ayudan en la necesidad, cuando uno tiene albaricoques o melocotones los tienen todos, y quien tiene mano elaborando los convierte en manjar para untar pedazos de pan en los desayunos del vecindario, fiestas por todo lo alto con más ruido que nueces les unían, que felices fueron esos tiempos! que libres! que pocos miedos tenían! pero que lejos se ven ahora.

    Los dos paradójicamente, sin saberlo el uno del otro, sin decirse nada,les ocurre lo mismo, al echar la vista atrás, la memoria les devuelve las imágenes del pasado en color, en el color de la alegría, a diferencia de hoy en día, donde el bancal heredado lo reconvirtió la suerte del trabajo y el esfuerzo en una fortuna, una inmensa fortuna pero pintada en blanco y negro, un tesoro envidiado por una mayoría, y que a ellos les robo la valentía, les hurto el coraje de adolescentes, en la madura vejez todo se convirtió en temor, en desconfianza, en desasosiego.

    Los paseos juntos hace años que no suceden, la inmensa familia que les rodeaba en la comunidad, en la pedanía pequeña que mira a la Vega, es la misma familia, una familia que ahora se filtra por los aros concéntricos de la apariencia, donde situan a los diferentes miembros más cercanos o alejados en la constelación del "éxito" según los serviles que sean estos, de la confianza que les produzcan, o de la facha que tengan otros ante la mirada de las nuevas amistades, con las que hay que codearse entre fiestas y eventos en el mundo en blanco y negro, un mundo colmado de pobre riqueza.

    El pavor a una conciencia que resiste a ser engañada, que desde el fondo del alma, de aquellas almas aún no olvidadas definitivamente, almas jóvenes, alegres, almas que caminaban juntas en multitud, ese pesar en la conciencia se traduce en buscar el parabién divino, a buscar siempre el perdón de sus actos en un ser superior, a intentar justificarse con un nuevo error, con un exceso descomedido de fervor utilizan parte de la infeliz fortuna en hipocresia social y religiosa, vuelven olvidarse de la lozana pubertad! Les persigue triste el olvido, amnésicos ante la realidad, y esta no es otra, que Dios está siempre y para cada uno de los seres humanos, y que la iglesia somos todos, es sinónimo de todas las almas, tanto las que pasean por el bancal soñando y compartiendo un puñado de albaricoques, como por las que disfrutan del éxito terrenal.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook