Blog 
Sus gestos les delatan - Comunicación No Verbal Científica
RSS - Blog de Sonia El Hakim

El autor

Blog Sus gestos les delatan - Comunicación No Verbal Científica - Sonia El Hakim

Sonia El Hakim

Analista y formadora en Comunicación No Verbal Científica.Más sobre mí en www.codigonoverbal.com

Sobre este blog de Cartagena

Es imposible no comunicar. Lo hacemos aunque estemos callados a través de nuestro cuerpo. Éste es un blog de análisis de la comunicación no verbal.


Archivo

  • 14
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mónica Oltra: una candidata y ¿dos carteles?

    Mónica Oltra, candidata de Compromís a las elecciones autonómicas es la única persona de las que he analizado hasta ahora que tiene dos carteles electorales diferentes. A priori, podríamos pensar que se trata simplemente de una estrategia para no "cansar", y de esta forma diversificar su imagen. Pero lo cierto es que, desde el punto de vista no verbal, ambos contienen matices sensiblemente diferentes. 

    Mónica Oltra: una candidata y ¿dos carteles?

    Si nos fijamos en este primer cartel, vemos su cabeza ladeada a la derecha. Cuando ladeamos nuestra cabeza a la derecha, nos encontramos en una situación de control o molestia. Mónica no nos sonríe en esta foto, y, de hecho, su mirada es un tanto dura. Podemos apreciar que sus párpados inferiores están relajados hacia abajo, y por tanto, no tiene intención de sonreirnos. Su mandíbula, que Mónica tiene de normal un poco hacia fuera, así como los dientes inferiores muy a la vista, una cierta tensión de las comisuras de la boca hacia atrás y su mentón ligeramente levantado, le dan un cierto aire agresivo. Pero quizás el elementos más llamativo en este cartel sea su mano derecha, que parece estar moviendo, como argumentando con su mano. La posición típica de los políticos para hacernos ver que podemos confiar en ellos es la de las manos abiertas, normalmente con la palma de la mano hacia arriba. Es como si nos dijeran "mira, no escondo nada, puedes confiar en mí". Sin embargo, Mónica, tal vez asesorada por el fotógrafo, cierra la mano, en un gesto poco favorecedor políticamente hablando. Por otro lado, cuando hablamos gesticulando con nuestra mano derecha, estamos actuando desde el control, dando una argumentación dura a nuestro interlocutor. Como vemos, la mano izquierda no tiene cuanto apenas relevancia en esta foto. 

    Mónica Oltra: una candidata y ¿dos carteles?

    Si nos fijamos ahora en el segundo cartel, vemos a una Mónica Oltra totalmente distinta. Su cabeza, ligeramente ladeada hacia la izquierda, muestra un bienestar, una dulzura que no veíamos en el primer cartel. Así mismo, si nos fijamos en sus párpados inferiores, estos están en tensión hacia arriba. También podemos apreciar las "patas de gallo". Mónica nos sonríe con la mirada, a pesar de que está "hablando". Sus dientes inferiores aún se ven (es algo característico de su boca), pero mucho menos, y desde luego no hay tensión en las comisuras de la boca. Su mentón aparece ahora ligeramente bajado, lo que le hace verse más cercana y más afable. Aunque aún podemos ver sus manos, éstas aparecen más difusas en la parte inferior de la imagen, y más abiertas ("no tengo nada que esconder, confía en mí").

    Como vemos, Mónica Oltra ha optado por lanzarnos dos mensajes diferentes: uno de ataque (hacia sus rivales, hacia la corrupción, etc.), y otro mucho más dulce (hacia sus electores, hacia el ciudadano, etc.). Dos caras de una misma Oltra. 

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook