Blog 
Sociedad Anónima
RSS - Blog de Eduardo Lagar

El autor

Blog Sociedad Anónima - Eduardo Lagar

Eduardo Lagar

Soy periodista de LA NUEVA ESPAÑA. Si quieres ponerte en contacto conmigo: llagar@epi.es

Sobre este blog de Murcia

Historias encontradas entre la avalancha de la actualidad


Archivo

  • 20
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Tamara y los cuervos

    Esos cuervos que dicen que sobrevuelan Iglesia vaticana nunca hacen el mismo vuelo para alcanzar sus objetivos. A Juan Pablo I le acortaron el pontificado alegrándole el café con unas gotas de cianuro. Luego también consiguieron que Ratzinger pidiera la prejubilación y ahora han vuelto a batir sus alas de color negro sotana a fin de cargarse al Papa que vino del Río de la Plata.

    Ahora los cuervos del Vaticano están desplegando un ingenioso plan contra Francisco. Han decidido atacar desde España, la reserva espiritual del Occidente. Han sacado en procesión a Tamara Falcó, la hija de la Preysler (no sé qué número hace en la progenie). La doncella acaba de convertirse a la fe verdadera y ha empezado a consumir a Dios como si chupase una piruleta de Hello Kitty. Nos la muestran como el nuevo modelo de fe para la juventud del siglo XXI. Pero cualquiera con dos dedos de frente, sea joven o viejo, rehusará de plano pertenecer a la misma religión que profesa esa santa pija que pasa el fin de semana confesándose como quien sube a una atracción de feria una y otra vez, en busca de adrenalina. A poco que los cuervos sigan paseándola, el catolicismo alcanzará el desprestigio total, la Cristiandad será en adelante una desbandada de avergonzados y ya no quedará piedra sobre la que edificar ninguna iglesia.

    Para reforzar tan malvado plan cuyo puntal sin duda es Tamara, los cuervos acaban de traerse de Italia a la periodista Constanza Miriano, que ha vendido más de 70.000 libros en el país de Berlusconi proclamando que las mujeres, si quieren ser fieles a su 'verdadero talento', han de ser sumisas y obedecer a sus maridos a pies juntillas. La diócesis granadina le ha editado el libro en España sin tener el gusto de advertir a los lectores que la prédica sumisa puede resultar profundamente nauseabunda y, si me apuran, bordear la legalidad constitucional.

    Pero en el fondo debe ser lo que quieren estos cuervos: destruir. Saben más que el demonio. Han descubierto que en vez de dejar a la parroquia sin Papa resulta más práctico y definitivo dejar al Papa sin parroquia.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook