Blog 
SEMICIRCULO
RSS - Blog de Alberto Requena Rodríguez

Archivo

  • 07
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    tecnología Murcia

    SOMBRAS

     

    Uno de los problemas más peliagudos con los que se ha enfrentado la Ciencia es el de la naturaleza de la luz. La formulación de un modelo capaz de reproducir, razonablemente, las características de la misma y explicar sus propiedades, tuvo que esperar hasta principios del siglo XX, cuando Planck, en un alarde de imaginación poco frecuente, formuló las bases de lo que andando el tiempo sería la Mecánica Cuántica. La luz se propaga en línea recta, según nos enseña la óptica geométrica. Pero son las sombras las que evidencian la luz. La ausencia de sombras hay que traducirla como ausencia de luz. El color es inherente a la luz. Es un elemento básico en una obra pictórica y viene a reproducir lo que nuestra percepción, a través de la vista, nos hace sentir. La maestría en la plástica de la luz y la sombra es lo que ha encaramado en lo más alto a los pintores reconocidos y admirados.

     

    Sombra total, es ausencia de luz. Los perfiles son nítidos cuando la fuente es pequeña o se encuentra distante del objeto que ilumina. Una cercana produce contornos difusos. De no haber sombras, no hay luz. Cuando la sombra proviene de un cuerpo opaco se denomina sombra propia y desde ella no se puede visualizar la fuente luminosa que genera la sombra. Sombra proyectada es cuando un cuerpo la produce sobre otros de forma que, en parte mantiene la forma del objeto que la produce, pero se acomoda, también en parte, sobre el objeto que la recibe proyectada. Se denomina sombra reflejada, cuando hay una iluminación reducida, consecuencia de la luz que reflejan los objetos interpuestos en la trayectoria de la sombra proyectada. Finalmente, penumbra es una sombra parcial, al bloquear parte de la luz directa.

     

    La sombra no tiene nada que ver con el color gris. La coloración deriva de la frecuencia de la radiación que compone una luz. Un objeto es verde, bien porque emite ondas luminosas a 520-550 nanometros o bien porque no siendo fuente luminosa está iluminado por alguna radiación que las contiene, no las absorbe y al reflejarlas, llegarán a nuestra vista, provocando la sensación del color verde. Si la luz que ilumina no contuviera esas longitudes de onda, veríamos el objeto de color negro, porque absorbería todas las otras longitudes de onda. Es importante que observemos que el color de los cuerpos es función, además de su estructura electrónica, de la fuente con la que los iluminemos. Un objeto lo calificaremos de color gris, cuando refleje una porción de la luz blanca con la que lo iluminamos, pero esa porción es la misma para todas las longitudes de onda. Es, como si se quedara con una parte, la misma parte, de cada uno de los colores que componen la luz blanca. En cambio, la sombra es otra cosa. No la podemos confundir con el color gris, según hemos visto. La sombra es una especie de color, con menor intensidad y otro matiz, por tanto. Las sombras de los objetos, están impregnadas del objeto que las produce y del que las recibe, pero nunca deja de tener las características de la luz original, aunque cuantitativamente esté disminuido su brillo.

     

    La importancia de las sombras en el arte no se reconoció hasta bien entrado el siglo XVI. Botticcelli o Rafael, incluso Caravaggio no la empleaban como elemento compositivo, y delimitaban finamente las zonas de luz y las de sombra. Los pintores impresionistas, como Renoir o Monet, en cambio, jugaban con las luces y las sombras orquestando una plástica muy refinada, empleando penumbras y reflejos, que habían ignorado los tenebristas. Mientras que la iluminación lateral permite una mejor percepción del relieve, las sombras contribuyen a perfilar la suavidad de las redondeces. Han habido muchas otras formas maestras de utilizar la luz. Leonardo la empleó en la última cena para actuar sobre cada figura, mientras que Rembrandt empleó un foco central que da luz a la escena y el resto lo sitúa en penumbra.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook