Blog 
SEMICIRCULO
RSS - Blog de Alberto Requena Rodríguez

Archivo

  • 07
    Agosto
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    tecnología Murcia

    LA MOLÉCULA ESPÍRITU

     

    El estudio del Sistema Nervioso Central es el objetivo de numerosos grupos de investigación en el mundo. La intensidad y profundidad del mismo deja carente de sentido ese enunciado sempiternamente repetido: “del cerebro humano no sabemos ni avanzamos nada”. Cierto es, que cualquier realización material, mecánica, tiene mucha ventaja a la hora de concretar logros. Pero no es menos cierto, que el cerebro, con todas las dificultades añadidas que derivan de la falta de acceso experimental, no lo logramos desentrañar ni como desearíamos, ni a la velocidad que querríamos.

     

    Recientemente se ha publicado un trabajo en Biomedical Chromatography, firmado por el Strassman y colaboradores en el que se desvela que la molécula de dimetiltriptamina, considerada como generadora de imágenes en los estados de relajación mental, es el compuesto implicado en la generación de conciencia transpersonal en los mamíferos. Se ha identificado a esta molécula implicada en los denominados procesos de Experiencias Cercanas a la Muerte. Es por ello que Strassman la califica de molécula del espíritu, ahora que se le ha descubierto implicada, también, a partir de la séptima semana de embarazo, en los procesos de toma de conciencia. Se propone la glándula pineal como antena receptora de la señal “del espíritu” cabalgando sobre la molécula de dimetiltriptamina, bajo determinadas condiciones del Sistema Nervioso Central. La hipótesis se basa en que: la molécula de dimetiltriptamina es una molécula muy sencilla, muy cercana al triptófano, que es un aminoácido muy frecuente. Todos los seres vivos disponen de las enzimas que permiten la síntesis de dimetiltriptamina, son parte fundamental del metabolismo y están ahí desde el mismo origen. Así que, cualquier organismo, planta o animal, puede sintetizar dimetiltriptamina. Otra cosa es saber por qué está ahí, ¿cuál es su papel?, ¿qué hace en los humanos? Hace años, se pensaba, como en tantos otros casos, que su papel no era relevante, “ruido fisiológico”. Hoy se considera, por contra, que hasta es el lenguaje de las plantas: forma parte de las moléculas mensajeras, con las que se relacionan con otros organismos y con el medio. Entonces, ¿qué hace en los humanos, que disponen de un sistema nervioso para relacionarse? Si está, habrá que pensar que algún papel debe jugar. ¿es posible que tenga un rol en el lenguaje molecular? Podría ser una herramienta universal de relación entre todos los seres vivos. Podría estar implicada en la conciencia. Es una cuestión relevante.

     

    Ciencia y espiritualidad, mundo interno (el espíritu) y un mundo externo (la molécula), puestos en relación. La glándula pineal siempre ha recibido atención, desde Descartes que postuló que era la interface entre las dimensiones superiores y las dimensiones de la materia. La Kabbalah revela que la glándula pineal es, de hecho, el límite de la dimensión superior que penetra en esta dimensión inferior y está localizada en el medio del cerebro. En estado de bajo estrés o estimulación: la glándula pineal produciría la hormona dimetiltriptamina, que regularía la entrada y salida del alma del cuerpo. Mediante la meditación, ayuno, canto, danza y otras técnicas, podría provocarse un flujo endógeno de dimetiltriptamina, relacionándola con las experiencias místico/espirituales. Según Strassman es la molécula que provoca en el cerebro las experiencias místicas. Creatividad, imaginación, sueños y todos los fenómenos capaces de producir fenómenos alucinógenos, pueden estar relacionados con la producción interna de mismos productos alucinógenos. Estos productos son los que nos pueden revelar que cuando se segregan son los que desencadenan los estados de conciencia especiales. Se trata de localizar en que parte del cerebro se producen y adónde van a situarse, precisando los receptores que activan o desactivan. Así, se podrían ver qué zonas son las que activan los alucinógenos y cómo se relacionan con el cerebro.

    La acción de la dimetiltriptamina es muy rápida y decae muy velozmente, viéndose degradada, cuando se ingiere oralmente, por una enzima del hígado, monoaminooxidasa. Poblados del Amazonas descubrieron la dimetiltriptamina, como ingrediente visionario, en la Ayahuasca. Ha sido una práctica religiosa y espiritual durante mucho tiempo en el Amazonas. La conciencia extracorpórea es una opción. La glándula pineal puede ser la puerta de entrada. Nuestra realidad, no es la única realidad. Una molécula simple, potencialmente, abre puertas de otras dimensiones. Se trata de descubrir lo que ignoramos.

     

     

     

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook