Blog 
SEMICIRCULO
RSS - Blog de Alberto Requena Rodríguez

Archivo

  • 11
    Septiembre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    tecnología Murcia

    ANCIANOS FOTONES SOLARES

     

    La mayor parte del universo es plasma. En la Tierra, usualmente, no se genera de forma natural. En el camino que recorre la luz, desde el interior del Sol, desde su núcleo, donde tienen lugar reacciones nucleares y emerge en forma de rayos gamma, hasta la superficie, tiene que cubrir unos 600.000 kilómetros. El plasma tiene carga eléctrica y puede atrapar al fotón. En todo caso, ese fotón gamma sufre colisiones con todos los átomos desnudos y las nubes de electrones que lo forman. El fotón de rayos gamma tarda mucho en atravesar el plasma desde el núcleo del Sol y de camino a la superficie. Alrededor de la denominada zona de radiación del Sol, va chocando contra todos los átomos y lo van absorbiendo, perdiendo energía. Durante millones de años, los fotones gamma van chocando y, al ir perdiendo energía, se convierten en rayos X. Un millón de años después de crearse el fotón gamma en el núcleo del Sol, atraviesa la zona de radiación de éste. Una vez la atraviesa, todavía tiene que seguir.

     

    Un fotón, es la forma de transporte de energía de la Naturaleza. Ha perdido energía al atravesar tres cuartas partes del Sol. Ha pasado de rayos gamma a rayos X. Ahora entra en la zona de convección del astro rey. Esta zona está entre la zona de radiación y la superficie. Tiene un espesor de 200.000 kilómetros. Es una zona caótica. Una bala deja atrás el sonido de las turbulencias. Oímos las balas. En el Sol pasa lo mismo, aunque a mayor escala. Las ondas atraviesan el plasma y crean ondas en la superficie solar. Se puede visualizar el registro sonoro de la zona de convección y ese gas caliente va saliendo mientras, la parte fría va bajando. La columna de gases sube y baja según los gases que haya. El Sol es como una olla de agua hirviendo, pero en lugar de agua, plasma. Los fotones hacen “autostop” y suben sobre los átomos, que los transportan por la zona de convección. Son los átomos los que transportan los fotones y el viaje dura como una semana para atravesar los 200.000 grados Celsius de la zona de convección. Los fotones se enfrían, pierden energía y pasan de rayos X a luz visible. En la pared superior de la zona de convección, los átomos sueltan a los fotones, que ya salen al exterior y los átomos vuelven a caer al interior para empezar de nuevo el proceso.

     

    Cuando los fotones llegan a la fotosfera, ya es luz visible la que sale de la capa externa. Pero debajo de esta zona hay una zona muy peligrosa. El Sol no es, como parece, una zona tranquila, Las zonas oscuras son zonas que han bloqueado la luz del Sol. Son zonas más frías. Son zonas en las que se evita que salga la luz solar. La fuerza que actúa es magnética. Van desde el interior del Sol hasta la fotosfera. Son fuerzas tan intensas, que evitan que el movimiento convectivo saque la luz a la superficie. La mancha más grande es 10 veces el tamaño de la Tierra. La Tierra también tiene un campo magnético que rota con ella. En el caso del Sol, al ser una pelota de gas, las cosas son diferentes. El campo magnético del Sol gira con ál. Rota más rápido en el Ecuador que en los Polos. Cuando el campo se separa de la superficie del Sol, sale como una banda elástica y se comprime. Cuando las líneas magnéticas giran, el plasma no es capaz de seguir el movimiento y forman lazos. Cuando la luz no puede escapar aparecen los puntos solares. Los arcos de las líneas magnéticas acaban produciendo explosiones magnéticas. Cuando liberan la energía, como consecuencia de unirse varios lazos, se produce una llamarada solar, que es una explosión enorme. Equivale a muchas armas nucleares explotando a 7 millones de kilómetros por hora y liberando grandes cantidades de energía.

     

    Ese fotón, que al principio del escrito se creó en las entrañas del Sol, después de un millón de años escapa del Sol e inicia un camino y llegará a mundos alejados en el Cosmos. Nos llegan, por tanto, ya muy viejos.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook