Blog 
Raíces y alas
RSS - Blog de ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

El autor

Blog Raíces y alas - ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

Miembro del Colectivo de Estudios Locales Trascieza, perteneciente al Club Atalaya-Ateneo de la Villa de Cieza, colabora activamente en las publicaciones que edita esta asociación. Participa, además, en el periódico digital LAtalaya. "Columnista de la La Opinión de Murcia”.

Sobre este blog de Murcia

Este blog se ocupa principalmente de temas de actualidad. Sin embargo, haciendo buena la máxima de que nada humano nos es ajeno, hablaremos un poco de todo: de lo humano, de lo divino, de nuestro entorno más cercano, de tierras lejanas, de hechos que se pierden en el tiempo, de nosotros, de los demá...


Archivo

  • 15
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD

    PSRM-PSOE La larga espera

    En los años ochenta, en un viaje que hice a Marruecos me sorprendió ver por las orillas de los caminos a hombres sentados o en cuclillas, impávidos, esperando. ¿Qué esperan?, pregunté. Aguardan, me dijeron, el autobús que pasará dentro de unas horas, unos días o quizá no pase nunca. También por aquellos años descubrí en Inglaterra el arte de hacer cola, en el que los ingleses son unos maestros consumados.

    Hombre de espera es también González Tovar, secretario general del PSRM, que lo mismo que sus predecesores lleva años aguardando que a su partido, como decimos por aquí, algún día le caiga la breva. Pero la breva se resiste. Y no será porque en los ochenta no las tuvieran todas consigo. Gozaban de una amplia mayoría absoluta que dilapidaron, a la par que los sueños de muchos murcianos, enfrascados en luchas fratricidas sin cuartel. Y durante años se dedicaron a despellejarse vivos. “Enanos”, “colladistas”, “mariantonianos”, “jumistas” y demás “familias” sumieron a este partido con sus enfrentamientos en una grave crisis interna –y por ahora eterna. Mientras tanto, Valcárcel urdía sigilosamente, paso a paso, su proyecto de partido hegemónico en la región. Sorprende, además, constatar con qué mansedumbre los socialistas murcianos aceptaron los dictados impuestos desde Madrid. Casi con la misma que el PP acepta hoy los que le vienen impuestos por Rajoy. Y hay que ver con qué rapidez se fue abriendo el foso entre ellos y la sociedad murciana, entre otras cosas porque se dejaron robar ingenuamente la cartera en temas como el agua.

    Es verdad que a Tovar se le ve animoso a ratos, pero eso no basta para levantar un partido que en Murcia está hecho unos zorros. Begoña García Retegui tiene un carácter combativo pero no parece que le baste para meter a su formación en un puño. Hace demasiado tiempo que los socialistas murcianos se resignaron a confiar sólo en la ley del péndulo y esa inercia lastra. Además, la ley del péndulo no siempre se cumple con la regularidad que el que se encuentra en la oposición quisiera. Ni siquiera cuando la economía de la región vive sus peores horas, el paro se desboca, la popularidad de Valcárcel -que vuelve a prometer que deja el cargo- cae en picado o su sucesor se niega a hacer pública su declaración de bienes.

    Desgarrado internamente, el PSOE regional buscó durante años acomodo en la oposición. Ahora ve cómo se le cuela IU por la izquierda y UPyD por la derecha, sin que el bipartidismo imperante le sirva de coraza protectora. Casi 20 años lleva Valcárcel gobernando. No es extraño que para muchos en el PSOE esta espera empiece a resultar demasiado larga.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook