Blog 
Raíces y alas
RSS - Blog de ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

El autor

Blog Raíces y alas - ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

Miembro del Colectivo de Estudios Locales Trascieza, perteneciente al Club Atalaya-Ateneo de la Villa de Cieza, colabora activamente en las publicaciones que edita esta asociación. Participa, además, en el periódico digital LAtalaya. "Columnista de la La Opinión de Murcia”.

Sobre este blog de Murcia

Este blog se ocupa principalmente de temas de actualidad. Sin embargo, haciendo buena la máxima de que nada humano nos es ajeno, hablaremos un poco de todo: de lo humano, de lo divino, de nuestro entorno más cercano, de tierras lejanas, de hechos que se pierden en el tiempo, de nosotros, de los demá...


Archivo

  • 08
    Julio
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Murcia

    ¿”Habemus” presidente?

    Formalmente sí, en la práctica, está por ver. Aparte de algún que otro discurso leído, alguna que otra foto protocolaria, algún paseo en barca por el Mar Menor o su primera remodelación gubernamental teledirigida, poco más se ha visto de este presidente por accidente, nombrado a dedo por PAS para guardarle la silla en tanto se resuelven sus asuntos judiciales. Lo que Valcárcel quiso hacer entonces con Garre para preservar a PAS quiere hacer ahora PAS, ninguneando al partido, para preservarse a sí mismo. Pero a diferencia de entonces, el futuro del expresidente se presenta ahora mucho más negro. El propio Fiscal Jefe de Murcia no alberga la menor duda de que la rama murciana de la 'Púnica' está «abocada a un juicio» y que por consiguiente Pedro Antonio Sánchez terminará sentándose en el banquillo. Con dos (más que probables) juicios pendientes, el del Auditoriogate y el de la Púnica, el todavía presidente del PP regional empieza a perder cualquier esperanza de recuperar el trono perdido. Su desaparición de cualquier foco mediático últimamente es todo un indicio de por dónde van los tiros. Es más, no es de extrañar que, como el rey emérito, acabe convirtiéndose en un personaje molesto, al que no se invita o se arrincona deliberadamente para evitar duplicidades o porque ya ha pasado su tiempo.

    El “marrón” lo tiene ahora el PP. Las maniobras orquestales en la oscuridad, primero de Valcárcel y después de PAS, con las que hacían creer que anteponían los intereses del partido a los suyos, cuando como ha quedado probado era todo lo contrario, lo están poniendo entre la espada y la pared, cuando no al borde del precipicio.

    Reforzar la imagen de López Miras, suponiendo que sea susceptible de ser reforzada, potenciar su liderazgo, suponiendo que pueda ser potenciado, o impulsar decididamente su acción de gobierno, implica desdibujar a PAS. O lo que es lo mismo, el posible éxito de uno acarrearía el fracaso del otro. Ya vimos en la etapa de Garre cómo su propio partido lo ataba en corto para que su proyección política desde la presidencia no empañara “el liderazgo” del delfín.

    El problema se acentúa si cabe más ahora. Como los contratiempos judiciales de PAS no se van a resolver en un día, Miras acabará llegando por inercia hasta las próximas elecciones autonómicas que serán dentro de dos años. Una eternidad en política. Demasiado tiempo para mantener ese perfil bajo que, en detrimento de su formación y de la región, ha urdido el expresidente investigado. Tanto es así que incluso la propia CROEM, aliada natural del PP y sostén de sus políticas, ya ha empezado a poner el grito en el cielo, clamando su “hartazgo” por la “tomadura de pelo» que suponen los eternos retrasos en la culminación de las infraestructuras clave para la Región. Un hartazgo contra una tomadura de pelo que llega un poco tarde pero que es bienvenido porque se suma al que viene expresando desde hace años una buena parte de la sociedad murciana.

    El déficit hídrico, el improbable soterramiento del AVE, la inacabada variante de Camarillas, la reducción en un 20 % de las inversiones en la Región, el “aparcamiento” del Corredor Mediterráneo o el cachondeo con la apertura del aeropuerto de Corvera son realidades denunciadas una y mil veces que lastran el crecimiento económico de la Región y ponen de manifiesto, una día tras otro, el poco predicamento que tiene este gobierno en Madrid. Es fácil ser trasvasista en Murcia o prometer cada quince días una nueva fecha de llegada del AVE o apertura del aeropuerto. Sus buenos votos ha dado. Pero lo es menos fajarse en la Moncloa con alguien como Rajoy que te puede fulminar si le torras la oreja, y mandarte donde habita el olvido.

    No es casual que la Croem se haya despertado con ese “hartazgo” de un día para otro. Es la constatación de que con este gobierno las cosas no pintan bien para la región. El experimento de PAS de poner a un “becario” al frente del gobierno regional debilita si cabe más nuestra histórica debilidad ante el gobierno central. No hay economía que se precie que pueda aguantar dos años a un presidente “en prácticas” sin pagar un alto precio. Es más, muchos murcianos llegan incluso a preguntarse si tenemos presidente.

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook