Blog 
Raíces y alas
RSS - Blog de ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

El autor

Blog Raíces y alas - ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

Miembro del Colectivo de Estudios Locales Trascieza, perteneciente al Club Atalaya-Ateneo de la Villa de Cieza, colabora activamente en las publicaciones que edita esta asociación. Participa, además, en el periódico digital LAtalaya. "Columnista de la La Opinión de Murcia”.

Sobre este blog de Murcia

Este blog se ocupa principalmente de temas de actualidad. Sin embargo, haciendo buena la máxima de que nada humano nos es ajeno, hablaremos un poco de todo: de lo humano, de lo divino, de nuestro entorno más cercano, de tierras lejanas, de hechos que se pierden en el tiempo, de nosotros, de los demá...


Archivo

  • 22
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD

    El verdadero estado de la región

    El mayor problema que tiene el aeropuerto de Corvera es que nadie lo echa de menos. Que apenas se escribe o se habla ya de él. El PP lo ha sacado de su agenda electoral y la oposición no consigue meterlo en la suya. Como si se tratara de una obra derrumbada, abandonada, amortizada, que no va a procurar ningún rédito electoral, bueno o malo, que no haya ya procurado.

    Sin embargo, ahí está, viendo pasar el tiempo. Viendo cómo pasan los días, los meses y los años sin que se vislumbre ninguna solución para su puesta en funcionamiento. El sueño faraónico de un tiempo de desenfreno económico y de un partido hegemónico languidece y se cobra un tributo que la región no se puede permitir. Porque lo que se dice comer, come. Y mucho. Varias decenas de miles de euros al día en intereses bancarios y gastos de mantenimiento. Mucho más que los miles de niños que en la región y en España no alcanzan las tres comidas al día. Eso sin contar los doscientos cincuenta millones de euros que ha costado y que todavía debemos.

    El aeropuerto sin aviones es en estos momentos una rémora para el PP. Por eso lo esconde y se saca de la manga el AVE. Con el tren de alta velocidad todavía hay margen para el engaño, para hacer populismo barato.

    Curiosamente, los mismos a quienes se les llena la boca prometiendo en sus mítines electorales que el AVE va a llegar a Murcia, Lorca y Cartagena, «se oponga quien se oponga», y cueste lo que cueste, se muestran incapaces de solucionar una “minucia” que se llama guardería pública de La Paz. Una escuela infantil que se encontraba entre las mejores de España y que el Ayuntamiento de Murcia, mejor dicho, su alcalde, decidió derribar hace ocho años. ¿Por qué y para qué? Esa es la cuestión. El caso es que los niños fueron trasladados provisionalmente a unos barracones y ocho años después ahí siguen. Dando clase en unas condiciones “pésimas” y “vergonzosas”, en palabras del AMPA. Esta es una paradoja más de la sociedad dual en que vivimos.

    Cada uno a su manera, la guardería y el aeropuerto, podrían ser los referentes simbólicos del verdadero estado de la región. Uno por grande y el otro por pequeño. Dos iconos que dan cuenta de una nefasta política económica y social que no admite paliativos. Dos realidades que en estos tiempos de campaña electoral el PP quiere esconder, junto a tantos otros despropósitos, prometiendo bajadas de impuestos, después de haberlos subido brutalmente; AVEs a gogó, cuando están paradas las obras de la variante de Camarillas; nuevos Planes Hidrológicos, que a estas alturas suenan a cachondeo; novedosos planes de industrialización; cientos de miles de puestos de trabajo; y todo lo que se le va ocurriendo, porque prometer es gratis.

    La realidad, sin embargo, es tozuda y surge de pronto, en las colas del paro, que siguen siendo kilométricas; en las nóminas de los trabajos precarios, que terminarán por copar el mercado laboral, y que no dan para salir de pobre; en las mochilas atiborradas de títulos de los jóvenes, sobradamente preparados, que emigran a Europa en busca de un futuro que aquí se les niega; en el deterioro de las condiciones de vida de buena parte de la población; en la pérdida de derechos sociales y laborales.

    El aquelarre de promesas electorales de quienes llevan veinte años gobernando ininterrumpidamente no puede encubrir la realidad que nos dejan; la de una Murcia, que en palabras del Foro Ciudadano, sigue anclada en la España más retrasada en términos económicos y sociales.

    El verdadero estado de la región hay que leerlo en el informe del CSIC, el “Atlas de la crisis”, a la espera de que se elabore el de la corrupción. El que sitúa a Murcia como la segunda provincia más castigada por la recesión. El que coloca a Águilas, San Pedro del Pinatar, San Javier, Torre Pacheco y Yecla entre los municipios más perjudicados por la burbuja inmobiliaria. Esa es la realidad. Lo demás son pamplinas electorales.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook