Blog 
Raíces y alas
RSS - Blog de ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

El autor

Blog Raíces y alas - ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

Miembro del Colectivo de Estudios Locales Trascieza, perteneciente al Club Atalaya-Ateneo de la Villa de Cieza, colabora activamente en las publicaciones que edita esta asociación. Participa, además, en el periódico digital LAtalaya. "Columnista de la La Opinión de Murcia”.

Sobre este blog de Murcia

Este blog se ocupa principalmente de temas de actualidad. Sin embargo, haciendo buena la máxima de que nada humano nos es ajeno, hablaremos un poco de todo: de lo humano, de lo divino, de nuestro entorno más cercano, de tierras lejanas, de hechos que se pierden en el tiempo, de nosotros, de los demá...


Archivo

  • 23
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD

    Contra Zapatero, Valcárcel vivía mejor

    Visto lo que tenemos, da la impresión de que algunos empiezan a echar de menos incluso a Zapatero. El que más: Valcárcel. No se asombren. ¿Contra quién sino contra el anterior presidente del gobierno ha vivido mejor el inquilino de San Esteban? Y es que desde que Rajoy llegó a la Moncloa nuestro presidente anda algo extraviado y confuso. Como si añorara aquellos tiempos no tan lejanos –pero que ya se pierden en el pozo de la memoria- en que cualquier contratiempo, mal dato económico o traspié político se solventaba con una bronca a Madrid y al gobierno socialista. Cuando los logros conseguidos eran siempre mérito suyo y los fracasos, culpa de ZP. Ahora, con el PP instalado con mayoría absoluta en las administraciones centrales y autonómicas, los tiempos han cambiado. Y por lo que parece, no para bien. Ni para él ni para los murcianos.

    Todavía se recuerda, como si fuera ayer, cuando al traspasar la barrera de los cinco millones de parados mandó a sus legiones a fustigar a Zapatero. Ahora que hemos sobrepasado la barrera de los seis millones, de los que 225.000 corresponden a la región –un 30,4 % de la población activa-, y la lacra del paro se extiende entre todos los sectores de la sociedad, especialmente entre los jóvenes, los parados de larga duración y las familias en que no trabaja ninguno de sus miembros, enmudece. O en el mejor de los casos, manda a Sotoca a poner paños calientes o a hacer malabarismos patéticos con los números.

    Y qué fue, como diría el clásico, de aquella deuda histórica que Madrid se negaba a reconocer a los murcianos, origen de todos nuestros males. O de aquel AVE que debía venir sí o sí por Cieza, con soterramiento incluido. O del clamor del “agua para todos”, la mejor operación político-propagandística jamás montada en la región. Un asunto que desde que gobierna Cospedal en Castilla la Mancha ha tomado unos derroteros más que preocupantes. Que las reservas hídricas en la cabecera del Tajo suban de 250 a 400 hectómetros cúbicos, casi el doble de las actuales, no es desde luego un asunto baladí, como lo quiere presentar el consejero de Agricultura o deja a entender el mismísimo presidente. Si este pacto se hubiera sellado tan sólo hace dos años, lo más suave que hubiéramos oído me lo puede imaginar. Lo más gordo, no quiero ni pensarlo.

    ¿Cuántos votos le debe Valcárcel a Zapatero? Es una pregunta cuya respuesta dejo en mano de los sociólogos. Aunque bien mirado, las próximas elecciones podrían dar alguna pista. Mientras tanto el doble juego ventajoso de estar en el gobierno y en la oposición al mismo tiempo –me río yo de la lealtad institucional- se ha terminado. Han cambiado las tornas. Repicar y estar en misa ya es cosa del pasado para el presidente. Eso queda, ahora, para los andaluces y los nacionalistas catalanes.

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook