Blog 
Raíces y alas
RSS - Blog de ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

El autor

Blog Raíces y alas - ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

ANTONIO BALSALOBRE MARTÍNEZ

Miembro del Colectivo de Estudios Locales Trascieza, perteneciente al Club Atalaya-Ateneo de la Villa de Cieza, colabora activamente en las publicaciones que edita esta asociación. Participa, además, en el periódico digital LAtalaya. "Columnista de la La Opinión de Murcia”.

Sobre este blog de Murcia

Este blog se ocupa principalmente de temas de actualidad. Sin embargo, haciendo buena la máxima de que nada humano nos es ajeno, hablaremos un poco de todo: de lo humano, de lo divino, de nuestro entorno más cercano, de tierras lejanas, de hechos que se pierden en el tiempo, de nosotros, de los demá...


Archivo

  • 13
    Agosto
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD

    Cine mágiko bajo las estrellas

    Este viernes 15 de agosto comienza la “XXV Semana de Cine Mágiko” de Cieza. Que con los tiempos que corren una asociación cultural, el Club Atalaya-Ateneo de la Villa en este caso, mantenga en pie un evento cultural de estas características tiene su mérito. Que lo haga sin ningún tipo de subvención oficial es todavía más admirable.Tras veinticinco años de andadura, parecería lógico que los poderes públicos, llámense comunidad autónoma o ayuntamiento, se dignaran colaborar en el evento. Pero no lo hacen. Parecería lógico que tras un cuarto de siglo acudiendo fielmente a la cita todos los veranos, con una programación cinematográfica que conjuga la calidad y lo alternativo, con una propuesta de actividades paralelas que va desde las exposiciones a las charlas-coloquios, pasando por proyecciones de cortos o documentales, esta iniciativa recibiera algún tipo de aliento oficial. Pero no lo recibe. Desde hace algunos años, las subvenciones económicas, ya se sabe, sólo van para los macroconciertos, las megamanifestaciones culturales o las muestras de cultura “afín”. Es decir, para aquellos actos que puedan tener una amplia proyección mediática, una rentabilidad política o se enmarquen en el ideario de quien sufraga. A los demás les espera, lo de siempre, cargarse de ilusión y enfrentarse al mar bravío, sin salvavidas. Confiando en la gente y en que los vientos sean favorables.

    Así es la vida de muchas asociaciones “no afines” para quienes la palabra “desaliento” no puede existir. Colectivos que, como el Club Atalaya, no se achantan ante el desapego institucional sino que se crecen porque saben que es la consecuencia de su compromiso irrenunciable con la libertad y la independencia. Desde esa actitud crítica y entusiasta se programan las muchas actividades llevadas a cabo por esta asociación: Semana de Cine, Certamen de Estudios Locales “Mariano Camacho, Jornadas Republicanas, conciertos, conferencias, publicaciones, por sólo citar algunas. Ir a contracorriente ha terminado por ser la “marca de la casa”.

    Así pues, un año más, como ya viene ocurriendo desde hace veinticinco, se volverá a encender el proyector (tan parecido al de “Cinema Paradiso”) y volveremos a vivir la magia del cine en una hermosa terraza de verano, transformada en una plaza repleta de imágenes y propuestas gráficas, con exposiciones diversas sobre temas cinéfilos y otros de actualidad, preparadas artesanalmente para la ocasión. El cine bajo las estrellas, en las cálidas noches del verano murciano, entre olores a jazmín y rodeados de imágenes de escenas míticas de películas, se vive, se siente de otra forma.

    Y si además, una de esas noches, la del viernes 22, por ejemplo, nos retrotraemos a la cuna del cine para disfrutar de una película muda de 1925, “El fantasma de la Ópera” (con el mítico Lon Chaney), con acompañamiento de música en directo, a cargo del pianista vasco Josetxo Fernández, colaborador del Festival de Cine de San Sebastián, la magia se multiplica. Y si, por otra parte, nos apetece ver antes algún documental de corte social sobre Palestina, el “fracking”, los derechos de las mujeres, la ocurrente Mafalda o la música de los Beatles, y luego, tras acabar la proyección de la película, propiciar la charla, con una copa en la mano, vencida la medianoche, mientras alguna estrella fugaz cruza el cielo: mejor que mejor.

    Está claro que estamos ante una semana de cine con algo más que cine. Así que felicidades al “Cine-Club La linterna mágika”, perteneciente al Club Atalaya, por llevar organizando desde hace un cuarto de siglo esta cita con el séptimo arte, que quedará para siempre ligada a la historia del cinematógrafo en esta ciudad. Desde que se fundara allá por los 70, “La linterna mágika” no ha cesado, como una luciérnaga, de iluminar rincones de nuestra imaginación y de deshacer penumbras; y nos gustaría que lo siguiera haciendo durante mucho tiempo. Gracias también a los jóvenes de “La Empedrá”, colaboradores necesarios e imprescindibles en esta aventura. Ah, que no se me olvide. La programación la pueden consultar en la página web en construcción www.clubatalayaateneo.es. Y feliz cine “mágiko” bajo las estrellas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook