Blog 
Pisando los talones
RSS - Blog de Pedro Barrionuevo

El autor

Blog Pisando los talones - Pedro Barrionuevo

Pedro Barrionuevo

Sólo leyéndome se me conoce.

Sobre este blog de Gente

Un blog en donde se cuentan las cosas de actualidad a mi manera, es decir, bajo mi punto de vista, intentando que sea lo más agradanle posible.


Archivo

  • 28
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    También le salpica

    Hay una ley muy extendida por muchos sitios, conocida como la “Ley de la KK”, es decir, si la mierda no huele, no metas un palo y la muevas, porque olerá. Como les digo, está muy extendida. Pues bien, eso ha sido lo que ha pasado en Andalucía con el caso de los ERES, que de tanto meter el palo en la mierda y moverla, pues al final huele y si la mueves muy rápido, pues salpica.

    Les digo todo esto, porque al coleguilla Javier Arenas le ha salpicado el caso de los ERES casi de lleno. Les explico. Como ustedes saben, voy casi todas las mañanas a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El caso, como les digo es que estaba yo tomando el cafetito y leyendo un periódico cuando me encontré con la siguiente noticia: “La Junta de Andalucía pagó al bufete  Olivencia Ballester propiedad del suegro de Arenas con el fondo para los ERES la cantidad de 647M de €”,  y seguía explicando lo siguiente: “El bufete asesoró en 2001 a la empresa pública Santana Motor, participada al cien por cien por la Junta, para externalizar algunos componentes de los coches que fabricaba, y por ello facturó 119.828 euros. Pero la Consejería de Empleo pagó la minuta a través del mismo fondo con el que subvencionó los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos que un juzgado investiga ahora, según reflejan las diligencias abiertas”. ¿Qué les parece? Al final de tanto mover la mierda el señor Arenas, resulta que también le salpica y empieza a oler. Y mucho.

    Menos mal que esto no me pilla de sorpresa, porque estamos en España y esto es casi normal en nuestro país, es decir, no puede haber un politicucho de tres al cuarto que sea o tenga más que otro. Por eso casi me lo esperaba. ¿O se creían ustedes que estos conservadores no trapichean y mangonean igual que los progresistas?. Quién piense lo contrario, no vive en España y si vive en ella y piensa lo contrario, vive en una nube en donde será más feliz que unas castañuelas.

    Lo más chungo de todo, es que los andaluces van a salir de Guatemala para meterse en Guatepeor, porque viendo el panorama de trapicheos y de chanchullos que el suegro de Arenas está manejando, pues díganme ustedes de quién se van a fiar los pobres andaluces. Ahora bien, el que pagó las facturas al bufete Olivencia Ballester por esa asesoría pues es el auténtico culpable, pero si el suegro de Arenas sabía que si haciendo eso iba a cobrar de esos fondos, pues es también para cogerlo y pegarle una somanta palos acojonante. ¿Realmente sabía el suegro de Arenas la procedencia del dinero?. Tengo mis dudas por varios motivos: uno de ellos es si el que recibe un pago tiene o no tiene que saber de donde procede el dinero, y otro motivo es que si trabajas para la Administración, ésta te paga a través de la Consejería correspondiente, ¿o es que todas las empresas que participaron en la construcción del Palma Arena están encausadas en algún juicio como lo está y encima condenado el señor Matas?, pues no. Pero le salpica, y encima estará siempre la duda de si lo sabía o no la procedencia del dinero. Pero le salpica, y eso ya dice mucho. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook