Blog 
Pisando los talones
RSS - Blog de Pedro Barrionuevo

El autor

Blog Pisando los talones - Pedro Barrionuevo

Pedro Barrionuevo

Sólo leyéndome se me conoce.

Sobre este blog de Gente

Un blog en donde se cuentan las cosas de actualidad a mi manera, es decir, bajo mi punto de vista, intentando que sea lo más agradanle posible.


Archivo

  • 09
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La animadora

    Antes de ser ministra, la chavala era más graciosa. Salía todos los lunes diciendo barbaridades, diciendo que ellos no tienen la culpa de nada, diciendo que el gobierno lo estaba haciendo muy bien con las medidas que tomaba y por supuesto diciendo que la culpa de todo lo que pasaba en España la tenía el PP. Qué tiempos aquellos cuando nos echábamos unas risas con esta chica antes de que ocupara el cargo que tiene ahora. Con el hombre que hay ahora, no nos reímos tanto, aunque siga diciendo las mismas cosas y las mismas barbaridades. Ya se sabe, el arte de contar las cosas y cómo las cuentas hace mucho.

    La actual ministra ha pasado de ser graciosa, a no tener ni pizca de gracia, y menos ahora con la nueva ley estrella que ha sacado bajo su mandato en el ministerio de Sanidad y Consumo. Ahora se ha vuelto una “animadora social”. Sí señor, como lo leen. La chavala parece que no tiene bastante con esa ley antitabaco que prohíbe fumar en cualquier bar, local o discoteca, pero que sin embargo permite vender tabaco en máquinas expendedoras. ¿Por qué esta contradicción?, pues eso debería de explicarlo ella con esa gracia tan particular que ella tiene. Pero eso no es el quid de la cuestión. Digo que es una “animadora social” porque “anima a los ciudadanos a que denuncien por el incumplimiento de la ley antitabaco”, como lo leen. Esto puede tener sus daños colaterales, que seguramente la chica y su departamento habrá tenido en cuenta. Sobre todo teniendo en cuenta como está la justicia para resolver cualquier minucia y sobre todo como está la policía de trabajo para solucionar estas cosas. Esta animación a denunciar, también tiene sus matices: se puede usar como arma arrojadiza contra personas que se tengan cierto odio, se puede utilizar para meter en un lío a alguien a quién se tenga mucha rabia, a algún vecino o familiar desagradable, etcétera. Ya se pueden imaginar ustedes el chorro de matices que esta animación impulsada por esta chavala puede producir. A parte del montón de trabajo para unos cuerpos policiales y unos jueces saturadísimos por simples cosillas sin importancia y que estas nuevas denuncias (en definitiva esto servirá para resolver alguna rencilla que otra) los van a poner a tope.

    En vez de animar a denunciar, lo que esta chica debería de hacer era dejar de vender tabaco en España si es eso lo que pretende con esta ley. Porque parece que los fumadores son los únicos malvados que hay por tener un vicio en donde el gobierno por la venta del tabaco ingresa millones de euros. Por la misma regla de tres, debería de prohibir el alcohol, porque esto también produce mucho gasto al gobierno pero también recibe muchos ingresos. No nos engañemos, o mejor dicho que no intenten engañarnos con majaderías. Que prohíban el tabaco y se acabaron los problemas sanitarios y de gasto para las arcas públicas que el fumar provoca, y se acabó el problema. Lo malo, es que el gobierno perderá una buena parte de los ingresos y esa medida pues no le interesa tomarla. Prefiere animar a los ciudadanos a denunciar, sin darse cuenta, de que muchas desgracias de la humanidad empezaron así. Debería la chavala de pensar lo que dice antes de animar a nadie a hacer nada. Y si no sabe, pues que vuelva a su antiguo puesto y que salga los lunes diciendo barbaridades y echando la culpa de todo al PP como nos tenía acostumbrados. Por lo menos así no hace daño y nos reímos. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

     

    Para saber más:

    Mis Asuntos de la Vida y también en Viendo Pasar la Vida

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook