Blog 
Pisando los talones
RSS - Blog de Pedro Barrionuevo

El autor

Blog Pisando los talones - Pedro Barrionuevo

Pedro Barrionuevo

Sólo leyéndome se me conoce.

Sobre este blog de Gente

Un blog en donde se cuentan las cosas de actualidad a mi manera, es decir, bajo mi punto de vista, intentando que sea lo más agradanle posible.


Archivo

  • 17
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Fumata blanca laboral

    Si esto hubiese pasado en el Vaticano, tendríamos fiesta a lo grande. Pero porque ha pasado en esta España cutre y salchichera que nos ha tocado vivir, y encima hundida casi en la miseria, pues como dice el dicho, ajo y agua. Por fin, Habemus Reforma Laboral. Si queridos blogueros, la tan esperada Reforma criada y parida por decretazo ya está aquí para solucionar la vida de los 5.500.000 parados que hay en España. La verdad, no sé de qué se quejan, también tuvo ZP la suya y….. bueno mejor callar. Básicamente, la reforma que ha montado Marianator y sus secuaces se puede resumir en el siguiente párrafo:
    Reducción de la indemnización por despido a 33 días, despido procedente con indemnización de 20 días cuando la empresa presente ante las autoridades pertinentes reducción de beneficios, te pueden disminuir el sueldo los empresarios justificando razones, técnicas, económicas, organizativas, de producción, es decir, de lo que los empresarios quieran, ayudas a los contratos de prácticas para menores de 25 años. Así hasta el infinito y mucho más.
    No me extraña, que el ex 4º vicepresidente del gobierno, el tal Méndez y su colega de batallas el señor Toxo, hayan anunciado medidas contra este decretazo laboral. A parte, de que es su trabajo estar en contra de todo lo que sea meter mano en los derechos de los trabajadores. No me extraña el cabreo monumental que se han pillado estos sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen esos parásitos sociales que ahora se están dejando ver). Méndez, que es uno de ellos ha dicho: “SON MEDIDAS IMPUESTAS POR EL FMI, EL BCE, ALEMANIA Y FRANCIA”, mientras que el otro, el tal Toxo comentaba: “LA REFORMA ES UNA INTERVENCIÓN RADICAL EN LAS RELACIONES LABORALES”. Puede ser. Pero también puede ser que el cabreo este tan monumental que han pillado, sea porque ahora son desplazados como cero a la izquierda en algunos temas que ellos controlaban, como por ejemplo como las jugosas subvenciones para cursillos de formación, o como la pérdida de poder en la negociación de los convenios colectivos de las diferentes federaciones y provincias, porque ahora ya no son necesarios para eso menesteres.
    A parte de todo esto, la Reforma pepera que nos tenemos que tragar por cojones, es un ataque a los derechos fundamentales de los trabajadores y es darle todo el poder a unos empresarios que ya de por sí se las ingeniaban para ejecutar lo anteriormente expuesto en el párrafo, pero que ahora lo hacen con todas las de la ley. Lo que me molesta y mucho, es que ahora los sindicatos se movilicen cuando en las anteriores legislaturas no lo hayan hecho cuando la lacra del paro estaba en aumento. ¿Es por el color del gobierno?, probablemente sí, pero deberían de haber movido sus enormes culos mucho antes, y no ahora cuando le han visto las orejas al lobo y están viendo que no tienen casi ningún apoyo social y por supuesto están viendo que pierden poder adquisitivo y fuerza para negociar. Pero ellos se lo han buscado por haber sido tan vagos y gandules.
    Por último y para terminar, les dejo este fragmento de un artículo que me encontré por ahí. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. Lo dicho, aquí está:
    Ya no es que hoy día encontrar trabajo se haya convertido en un reto más agotador que falsar la teoría de las súper cuerdas, es que a partir de ahora, si llegas a conseguir un trabajo, tu semana será así:
    Lunes: Vas a trabajar dando saltitos mientras silbas “Walking on Sunshine”. Martes: El jefe te cita en su despacho. La cosa está mal. Ya sabes, son tiempos de crisis y hay que apretarse cinturón. Te bajarán el sueldo. Si te niegas te irás a la calle cobrando una indemnización no de 45, si no de 33 días. Mejor ceder. Miércoles: La empresa no remonta, tienes que bajarte un pelín más el sueldo. Si te niegas, tu jefe dirá que lleva 3 trimestres en crisis y cobrarás solo la indemnización mínima, 20 días. Vamos, no es momento de actuar como un cerdo egoísta, ¡tu país te necesita para salir del agujero! Accedes. Jueves: Te echan. Se veía venir. Vas a cobrar la indemnización mínima (20 días) pero correspondiente al último sueldo. Sí, ése que te has rebajado dos veces. Viernes: Observas como un post-adolescente analfabeto es contratado en tu lugar como “aprendiz”. Esto es demasiado (piensas) cobra la mitad que yo y encima mi jefe tiene ventajas fiscales. Sábado: Enloqueces. Irrumpes en el edificio de la que fue tu empresa con un bidón de gasolina, un mechero y una camiseta que dice: “Despide esto, hijo de puta”. Por suerte, la policía te detiene antes de que cometas una estupidez. Acabas en el hospital con siete puntos de sutura y una demanda. Tu jefe pide 5.000€ por daños físicos y morales. Domingo: Ha sido una semana jodida, pero no importa, porque al fin es Domingo. Y ya sabes lo que pasa los Domingos. Todo el mundo sabe lo que pasa los Domingos. Los Domingos hay fútbol. Fútbol. ¡FÚTBOL!.
    Por cierto, feliz semana.
    ¿Cómo lo ven?¿es esto lo que nos espera?, si es así, que dios nos pille confesados. Habemus Reformus Laboralis. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook