Blog 
Pisando los talones
RSS - Blog de Pedro Barrionuevo

El autor

Blog Pisando los talones - Pedro Barrionuevo

Pedro Barrionuevo

Sólo leyéndome se me conoce.

Sobre este blog de Gente

Un blog en donde se cuentan las cosas de actualidad a mi manera, es decir, bajo mi punto de vista, intentando que sea lo más agradanle posible.


Archivo

  • 21
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A pajera abierta

    Regreso después de las vacaciones y de solucionar algunos problemillas. Pero por fin, empiezo nueva temporada en este blog, así qué haya va. Comenzamos.

    Más de una vez les he dicho que para flipar no hace falta drogarse, sólo coger un periódico de tirada nacional, leerlo y flipaera asegurada. Pues bien, eso fue lo que me paso a mí los otros días mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro, que lo flipé en colores leyendo lo que leí sobre un personaje que tiene que defender al pueblo, pero que da la sensación que el pueblo para él no es todo lo que se mueve. Me explico. El defensor del pueblo andaluz, agárrense los machos, “no ve delito ni nada parecido en los asaltos a los supermercados que lleva a cabo el diputado andaluz de IU el tal Gordillo y sus secuaces”. Toma del frasco, Carrasco. Eso me lleva a un par de preguntas obvias y evidentes, ¿esto quiere decir que todo el mundo o cualquier grupo organizado puede asaltar cualquier supermercado sin que la policía ni ningún juzgado los empapele por el simple hecho de estar sin trabajo y sin los 420€?¿o se refiere simplemente a la actuación del tal Gordillo por ser quién es y ostentando el cargo de diputado?. Esto debería de aclararlo el defensor del pueblo andaluz, para no llevar a la gente a equívocos innecesarios y que les puede costar la cárcel.

    También demuestra este defensor del pueblo, que no todo el pueblo es defendible, porque, ¿qué pasa con los dueños de los supermercados atracados?¿no son pueblo también y por la tanto personas que él en teoría debe defender?. Pues parece que no, ya que se ha decantado de un lado y no del otro, o dicho de otro modo, sólo defiende los intereses de este Robbin Hood comunista forrado a billetes pero no defiende a los empleados de estos supermercados atracados y que fueron avasallados, insultados y amenazados por las tropas de Gordillo. Estas personas para él no son pueblo, sino una especie de personas capitalistas que se ganan la vida trabajando en supermercado gobernado por un tipo de derechas. Eso creo yo que piensa, y de ahí la falta de defensa.

    Esto estimados blogueros sólo pasa en España, porque en un país medio serio, los sindicatos se hubieran comido al tal Gordillo y a sus tropas por ir a amenazar a los trabajadores. Pero no se olviden que estamos en España y eso es un detalle que no debe pasar inadvertido a la hora de explicar la situación. Los sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen esos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error) deberían de haber defendido con uñas y dientes el ataque que hizo Gordillo y sus secuaces a los empleados de los supermercados. Pero no, estos sindicalistas de pacotilla que tenemos vieron los zarandeos, los empujones y los insultos a los que fueron sometidos estos trabajadores desde la barrera, es decir, desde sus enormes sillones que tienen en sus enormes despachos, y seguramente más de un sindicalista pensaría que esos supermercados se lo tienen merecido por la cantidad de pasta que facturan. Pero yo les digo, que si esos ataques los hubiesen hecho otros de diferente color político o de ideología diferente a la de izquierdas, se hubiera liado la de san Quintín, lo mismo que han hecho con el cambio del color político del gobierno, que han empezado a aparecer tímidamente de sus madrigueras para criticar ciertas cosas, las mismas que durante 7 años han hecho otros y no han dicho nada.

    En definitiva, para tener un defensor del pueblo que sólo defiende a los que cometen actos vandálicos, pues mejor apaga y vámonos, porque vaya mierda de defensor del pueblo. Pero es lo que tenemos, amiguismos y misma ideología, y he ahí el problema. Esta España no tiene solución. Vaya tela. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook