Blog 
Perdóname tú a mí
RSS - Blog de David Gómez

El autor

Blog Perdóname tú a mí - David Gómez

David Gómez

David Gómez (Abarán, 1981) es licenciado en Ciencias de la Información por la UCAM y redactor del diario La Opinión de Murcia desde 2003. Actualmente es el responsable de Política y Tribunales. Análisis de la actualidad política con un tono más desenfadado y con dosis de humor.

Sobre este blog de

La otra cara de la política regional


Archivo

  • 11
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Política Murcia elecciones 24M

    Valcárcel no siente nostalgia

    «Esto nos trae suerte», exclamó el presidente del PP regional, Ramón Luis Valcárcel, al ver que en la noche del pasado jueves los integrantes de la Plataforma Pro Soterramiento de Murcia se manifestaban en la plaza de Santo Domingo, coincidiendo con la pegada de carteles virtual que llevaron a cabo Pedro Antonio Sánchez y José Ballesta. Recordaba Valcárcel que no es la primera vez que los populares se encuentran con protestas espontáneas en el arranque de la campaña para ganar luego de paliza las elecciones. El último antecedente está en las generales de 2011, con el ‘escrache’ a cargo de trabajadores de 7RM, que ya se olían el cierre de la televisión que se produjo finalmente el verano siguiente. El PP logró ocho de los diez escaños en juego. El ruido de la protesta, no obstante, fue mucho menor que la anterior ocasión. Ballesta, incluso, departió con los manifestantes. «¿Usted quiere mi voto?», le preguntó uno. «Sí», contestó Ballesta. «Pues que sepa que se lo voy a dar», respondió. No me fiaría yo mucho de los anuncios de la gente. Me contó una vez un candidato derrotado en unas municipales de hace unos años que si dijeran la verdad todos los que a posteriori le confesaron que le habían votado, sería no ya alcalde de su pueblo, sino emperador de Roma.Valcárcel no siente nostalgia

     Por la gloria de su padre. Valcárcel asegura que no siente nostalgia alguna ante la primera campaña regional en veintitantos años en la que él no sale en los carteles. «De verdad, por la memoria de mi padre, lo más sagrado que tengo. No he sentido el más mínimo sentimiento de añoranza desde el día que dejé San Esteban», me confesó. El expresidente anunció que estará muy activo durante la campaña, aunque confirmó que permanecerá en un segundo plano «porque aquí el protagonista es Pedro Antonio». En la pegada de carteles le acompañó su esposa, Charo Cruz, muy cariñosa con Nuria Navajas, la esposa del candidato, que acudió con una de sus hijas.  

    De San Esteban a La Glorieta. Tampoco se perdió la pegada de carteles Miguel Ángel Pérez, todavía director general de Comunicación de la Comunidad. Hombre de confianza de Valcárcel, perdió influencia durante la etapa de Alberto Garre. Ahora se le ve muy próximo a Ballesta y su equipo, por lo que podría coger el 'puente aéreo' entre el Palacio de San Esteban y La Glorieta, es decir, pasar de la Administración regional a la local, como hacen tantos. Su nombre suena con fuerza como responsable del equipo de comunicación del candidato del PP si gana el 24M. Su puesto en la Comunidad, por tanto, quedará libre. En el círculo de Pedro Antonio ya hay más de uno –y de dos– al quite para ocuparlo.  

    ¿Dónde está Tovar? Es lo que se preguntaron algunos vecinos de Los Alcázares la mañana siguiente al inicio oficial de la campaña. Por un problema logístico, el PSOE no tenía los carteles con la imagen del candidato socialista a la presidencia de la Comunidad, Rafael González Tovar, por lo que solo se pegaron  los del candidato socialista a la alcaldía, Chema Gil. Algunos alcazareños, que están en todo, ya especulaban con un posible divorcio entre la dirección local y regional. Pero nada de nada. El viernes por la tarde ya se podía ver por ahí la cara del líder regional.

    Ciudadano perdido. Mario Gómez Figal aspira a ser alcalde de Murcia por Ciudadanos. Lleva una campaña muy discreta, pues las elecciones no le han llegado en el mejor momento. Ahora comentan que Mario, que fue concejal de UPyD en el ayuntamiento de Los Alcázares, no ha pateado mucho la ciudad que quiere gobernar. Eso explica lo que ocurrió hace unos días cuando, al salir de una rueda de prensa en la sede del partido, situada en la Gran Vía cercana ya al Puente de los Peligros, se despidió de los periodistas indicando que iba a recoger su coche, «en la zona del Mercado de Verónicas». Sin embargo, los informadores se sorprendieron al comprobar que, mientras todavía hablaba, tomaba la dirección contraria, hacia El Corte Inglés. Desconozco si por el camino se percató de su error...

    Carthago Nova MMXV. Hace poco me llegó un vídeo de estos del Whatsapp que mostraba una versión cartagenera de la escena de la genial película La vida de Brian en la que los miembros del Frente de Liberación de Judea se preguntan, con ánimo crítico, en qué les ha beneficiado la ocupación romana. Afinal, uno por uno, empiezan a decir aspectos positivos de los romanos y casi terminan recitando una oda al César. En la parodia, ambientada en la Carthago Nova del annus MMXV, los revolucionarios de 'Podemus' se reúnen en un círculo para debatir qué ha hecho el ayuntamiento de Cartagena por ellos. «El teatro romano», señala uno. «La peatonalización», apunta otro. «Centros de salud, piscina climatizada, hospital, congelar los impuestos, el arreglo del Puerto...» En definitiva, que acaban haciéndose de Barreiro. Admito que no estoy muy puesto en el día a día cartagenero, y seguro que hay infinitas necesidades y muchísimas cosas que se pueden hacer mejor. Pero permítanme que recuerde la primera vez que estuve en la ciudad portuaria, allá por 1991, cuando me llevaron con mis padres a visitar a un hermano mío que estudiaba y residía allí. Me marché apenado por dejar a un familiar en una ciudad tan gris, tan triste, con un olor raro, con unas chimeneas de bienvenida que vomitaban humo sin parar. Dos décadas después, visito Cartagena con más frecuencia y certifico que no tiene nada que ver con lo que me encontré de niño. Sinceramente, con lo bueno y lo malo, me parece un 'pedaso de siudad'.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook