Blog 
Pasando por los aros
RSS - Blog de Mario Braña

El autor

Blog Pasando por los aros - Mario Braña

Mario Braña

Redactor de deportes de La Nueva España

Sobre este blog de Murcia

Los Juegos Olímpicos de Londres desde dentro


Archivo

  • 10
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Hay cuartos y cuartos

    En apenas tres días me ha tocado vivir otras tantas decepciones de deportistas asturianos en los Juegos. Sus reacciones dan una idea de lo que busca la mayoría en su aventura olímpico. Es cierto que, con la dureza de los criterios de clasificación, estar aquí ya es un triunfo. Se quedan muchos, y muy buenos, en el camino. Pero lo que marca la diferencia es estar en la lucha por las medallas. Por eso no hay color entre el disgusto, bañado en lágrimas en algún caso, de Juan Fernández o Raúl Entrrerríos, y el que se ha llevado hoy Jessica Alonso.

    Porque la frontera entre el éxito y la decepción (nunca fracaso cuando se han puesto todos los medios para lograr la victoria) está en los cuartos de final. Jessica Alonso pasó esa aduana y, a partir de ese momento, sabía que tenía dos oportunidades de marcharse de Londres con medalla. Ha gastado la primera, simplemente porque Montenegro fue mejor. El sábado tendrá otra y, aunque una final siempre es una final, acabar con el bronce ahogaría todas las penas.

    Raúl Entrerríos no va a tener esa oportunidad por un rebote diabólico en el último segundo del partido contra Francia. Del bronce en Pekín a la despedida temprana en Londres. Igual que Juan Fernández (plata en 2008), con una diferencia. A diferencia del balonmano, el hockey es un deporte invisible entre Juego y Juego. Aunque España tiene alguno de los mejores jugadores del mundo pasan desapercibidos salvo la quincena olímpica. Y Juan ha condicionado sus estudios de Medicina para vivir su segundo sueño olímpico.

    Quizá si hubiesen pasado, tanto Raúl como Juan se habrían tenido que conformar con el cuarto puesto, igual que le puede ocurrir a Jessica. Pero no es lo mismo la maldición de los cuartos que quedarse a un suspiro del podio. Aunque duela el desenlace, un deportista siempre quiere estar en esa pelea. Nada peor que verla por la tele.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook