Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 26
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ZAPATERO; EL ANTIDOGMA.

    <!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} <![endif]-->

    ¡Dios nos libre de los salvapatrias!

    Se dice de Italia que cuando mejor funciona es cuando no tienen gobierno…

    Dogmatismo se contrapone a escepticismo. Quien se aferra inmóvil a una idea, sea del tipo que sea, es un dogmático. Y los dogmáticos de izquierdas, solemos ser utópicos.

    Para muchos, llegar al dogma, ha sido un tortuoso camino; la búsqueda constante. Y en la perfección del dogma, la búsqueda continúa sin llegar nunca al destino. Se dice de Bertrand Russell que en la ancianidad abominó de algunos de sus postulados de juventud, siempre estuvo rehaciendo su filosofía.

    Lo individual se contrapone a lo social; lo local a lo universal. Los románticos en sus múltiples campos de actuación, despreciaron lo universal de los pensadores del XVIII y crearon un mundo local, cerrado. El nacionalismo frente al universalismo.

    Los filósofos sociales que empezaron con Rousseau, tuvieron el súmmum en Hegel. Luego, una pléyade de pensadores han ido adaptando sus postulados a cada época de la vida. Hasta llegar al último cuarto del siglo XX en que todo se difumina y en lugar de prestar atención a los filósofos, se prestó a los economistas. Cuanto más perversos, con más predicamento.

    En los inicios del siglo XXI, vemos como paulatinamente las ideas sociales se van abandonando una tras otra. Primero se pasó del socialismo a la socialdemocracia y de esta al neoliberalismo. Y lo malo no es que los dirigentes hagan suyos los postulados neoliberales, lo malo es que las masas de desheredados los sigan. Las masas, como niños desvalidos, se dejan tutelar por dirigentes que se creen en posesión de la verdad absoluta. Y la verdad absoluta, no existe; esto sí que es un axioma.

    La democracia que llena la boca de los dirigentes de las “democracias occidentales” y que se asemeja a la de esas personas que  producen saliva en exceso y no vocalizan bien, suena en ellos a guiñapo. La oligarquía fue designada por los filósofos griegos clásicos como la degeneración de la aristocracia, y hoy, las oligarquías, dominan el mundo. Es una forma bastarda de gobierno. Hoy los gobernantes ejercen su dominio de forma despótica, tiránica. Nunca antes estuvo la humanidad más humillada. La imposición de dogmas, se presenta como ayudas.

    En estas pasadas elecciones, en lugar de programas de acción y su argumentación, hemos oído soflamas y arengas. La perorata sustituye al discurso. Antaño los políticos tomaban clases de oratoria, hoy con cuatro frases altisonantes van servidos. Para explicar un argumento, primero hay que tenerlo; son muchos los que se creen sus propias mentiras. De antiguo se dijo que los clérigos te hacían creer en lo que ellos no creían. Hoy no es solo cosa de clérigos.

    Mucho se criticó desde la izquierda que el aprendiz de emperador genocida designara a su sucesor a dedo. Desde el PsoE, también se criticó con denuedo. Y hoy Rodríguez Zapatero quiere designar al suyo. Una mera lavada de cara para seguir con lo mismo, huye del debate y la regeneración tan demandada por las bases. Su credibilidad a estas alturas, es casi nula.

    No siendo yo socialdemócrata sino socialista, el que la credibilidad del PsoE esté por los suelos, no me alegra, todo lo contrario, me produce tremenda tristeza. Porque lo voté en 2.008 como la opción menos mala. Y cuando dijo que no fallaría, mintió. Gobernar en épocas de bonanza, es fácil, lo difícil es hacerlo en las adversidades; en esto se demuestra si se es o no persona de estado. Zapatero no es persona de estado, ni de ayuntamiento pequeño siquiera, la presidencia le ha venido grande. Me dolió profundamente cuando citó al mejor Presidente de toda la historia de España: Don Manuel Azaña Díaz. ¿Acaso se quiere comparar con él?, eso en su boca, es blasfemo.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook