Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 12
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    SENCILLO.

    ¿Qué debo hacer?

    ¿Qué puedo saber?

    ¿Qué me está permitido esperar?

    Contestar estas tres preguntas, parece sencillo; craso error. En ellas está toda la filosofía de Immanuel Kant. (Demasiado tomate para tan poco huevo).

    Hay cosas que inconscientemente guardamos en nuestra memoria y que ante un estímulo se nos presentan de nuevo.

    Allá por el 67, teníamos en la escuela a un jesuita extremeño postconciliar: José Nogales, era profesor de literatura. Nos prometió subir la nota si memorizábamos “El niño yuntero” de Miguel Hernández; lo memoricé. Ese poema me ha acompañado durante toda mi vida; en cada momento de ella, lo he podido recitar sin repasar siquiera. El padre Nogales, también nos habló de Engels y Marx; de la lucha obrera (cosa que en aquel tiempo no quise entender).

    Estoy releyendo “El contrato social” de Jean-Jacques Rousseau. Esta vez me parece mucho más serio y profundo que cuando lo leí hace años. Varias son las lecturas que tengo que hacer de algunos párrafos para poder asimilarlos. Debo haber cambiado yo, porque la doctrina de Rousseau, es la misma e imperecedera. Sin embargo, los principios de Rousseau, están frescos en mi mente. La relectura de “El contrato social”, ha sido el estímulo al recuerdo.

    En vida de Jean-Jacques Rousseau, sus libros fueron prohibidos en Francia y, quemados en Ginebra.

    - ¿Dices esto por ti mismo o te lo han dicho otros de mí? Preguntó Jesús de Nazaret a Poncio Pilato (según los evangelios canónicos).

    Con mi falta de preparación y lo complicados que son algunos filósofos, en lugar de leer sus escritos leo lo que otros han dicho de ellos. Me resulta más fácil. Además, no creo que me dé tiempo para similar tantas maravillosas ideas.

    Según mi punto de vista, los ilustrados aportaron a la humanidad unas ideas que son demasiado avanzadas para el siglo XXI. Si acaso son asimilables al siglo XXI, no sé quiénes lo hacen.

    Montesquieu y Rousseau. Descansen en Paz. Que descanse en paz Immanuel Kant; último gran filósofo de la Ilustración.

    “Crítica de la razón pura” es la gran obra de Kant, esta ha eclipsado otros escritos de él. En sus escritos políticos nos previene de un supraestado; de sus peligros. Las superpotencias han ido hilvanando una madeja que ha puesto a los más países de la tierra en manos de los menos. El capital ha convertido a los que en otro tiempo fueron ciudadanos en esclavos; la nueva esclavitud es legal, más no es ética. Están muy lejos de las posturas de los reseñados en este artículo.

    ¡Y parecía tan sencillo!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook