Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 27
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SE NIÑO


    <!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} <![endif]-->

    Hay un lugar en el mundo que yo solo sé.

    A veces es abierto y otras es cerrado. Algunas veces, duro. Duro como el pedernal.

    Sin embargo hay ocasiones que es suave y blando, permeable, maleable. Cuando está abierto, hay arcos iris y hasta fuegos artificiales. Pájaros de mil colores revolotean a la par que las mariposas.

    Cierto es que está cerrado y es el portador de la llave un niño. Un niño que pese a su apariencia es todo un coloso, defiende el acceso como un dragón  la puerta de la gruta. El portero es incansable, nunca duerme. Sus ojos son chispeantes como sólo los niños pueden tener el mágico brillo. El niño portero pasea por los riachuelos en un barco de papel.

    Ante lo bello, se abre: todas las musas se dan cita en el lugar. En él tienen cabida el Discóbolo y Venus, Apolo y Afrodita, Edipo y Electra. Tánatos e Hipnos. Dionisio prepara su néctar de dioses. Conjuntamente hay cipreses y pinos.

    El lugar tiene otra puerta no menos cerrada. Es la parte dura, ni el más hiriente de los metales puede hacer mella.

    Puede darse el caso que ambas puertas estén abiertas o cerradas.

    Ares vela sus armas. Aunque indolentemente.

    A instancias de Ares, Zeus puede lanzar sus rayos inmisericordes.

    Hades está presto, Caronte como ayudante y Perséfone de anfitriona.

    Humeantes chimeneas sulfúricas dan a la puerta aspecto siniestro. La lava chorreante se solidifica al entrar en contacto con la otra parte del lugar. Alguna vez entre sus grietas ha crecido una tímida y hermosa flor. El niño portero auxiliado por Eolo, sopló la semilla.

    La puerta que abre el niño, está orientada al este y la que vigila Ares hacia el oeste. Entre norte y sur circulan corrientes de aire; ora fresco, ora asfixiante; será según provenga del un vergel o del desierto.

    Si te acercas quieto, sigiloso, puede que el niño te facilite al acceso. Todo lo que alcance tu mano será tuyo; tuyos todos los caminos y riberas. Pero si con grandes aspavientos e ínfulas te acercaras será imposible que te abra.

    Sin con mentiras y engaños te acercas, Ares será tu anfitrión.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook