Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 31
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    PERVERSIÓN DEL LENGUAJE.

    <!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} <![endif]-->

    Cuando Zapatero dijo aquello de que cambiaba el Gobierno para comunicar mejor, me pasmé.

    Cuando ocurren estas cosas, significa que se va a retorcer el lenguaje de tal forma que una cosa dicha puede ser esa o su contraria, o las dos a la vez.

    Eufemismos y lo “políticamente correcto”. La cuna de todos los males.

    Donde la espalda pierde su casto nombre, es: ¡EL CULO!

    Hijo de puta, es una frase hecha; no quiere decir que la madre de la persona a la que se le dice lo sea, en todo caso, será en sentido figurado; cosa que no quita para que muchos hijos de puta lo sean en sentido estricto. O los dos a la vez. Don Pancracio Celdrán Gomariz (sic).

    Por ejemplo:

    Si bien el argot judicial se ha suavizado, sigue siendo una jerga.

    Algunas veces, nos liamos la manta a la cabeza y pensamos: “El quiera saber que vaya a Salamanca”, para a renglón seguido meter un latinajo o una palabra “culta”. Personalmente; si no escribo mejor es porque no sé; para leer a ciertos autores, he tenido que tener al lado el diccionario.

    ¿Acaso cuando eufemísticamente se cambia criada por empleada de hogar hace que estas personas estén mejor tratadas?, ¿acaso un limpia-culos-de-viejo cuando es denominado auxiliar de geriatría no percibe el olor de las heces?, ¿acaso por llamarla trabajadora sexual hace que la puta deje de serlo?

    eufemismo.(Del lat. euphemismus, y este del gr. εὐφημισμός).1. m. Manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante. DRAE.

    Recta y franca expresión. Recte loquendi et honestum.

    Esto en cuanto a los eufemismos, lo políticamente correcto es aún más perverso.

    Copago.- Es mentira. Lo correcto es: repago. Vía impuestos o vía cotizaciones a la Seguridad Social, la prestación sanitaria, ya está pagada.

    Congelación de salarios.- Es mentira. Lo correcto es: bajar el sueldo. Cuando la inflación sube y el salario no, se pierde poder adquisitivo. El salario o la pensión está congelado cuando sube en igual cuantía que lo hace la inflación. Con-ge-la-do.

    Desaceleración económica.- Es mentira. Lo correcto es: más de 5.000.000 de parados.

    Cuando usted vea a un político explicar una situación con papeles que llevan gráficos, pásmese; no se va a enterar, por dos motivos: desde la distancia que está usted no lo ve y como será una cosa muy técnica, al no tener esos conocimientos aunque lo vea no sabrá lo que es. Para interpretar un balance, hay que tener conocimientos de contabilidad, ¿los tiene usted?

    Lo que están haciendo los del partido de la gaviota (ave de rapiña y carroñera que gusta de los basureros incluido el Brugal), es: fraude electoral; no le dé más vueltas. O quizá no lo sea. Que esto iba a ser así, lo sabíamos todos; incluso los votantes de la derecha rancia, casposa, ultramontana y nacional-católica lo sabían, pero para ellos: “Sarna con gusto no pica”.

    El inicio del inicio. Initium ad initium.

    El Partido Socialdemócrata Español es neoliberal, los otros, los otros son neoconservadores, que es mucho más perverso aún (quod multo magis perversa).

    Nosotros somos de izquierdas. Los que no hemos votado ni a los unos ni a los otros, somos los de izquierdas. Somos los que seguimos considerando que la lucha de clases es tan válida hoy como cuando se planteó en el siglo XIX:

    En lo políticamente correcto, entra el decir que no existen clases sociales. Hasta cuando fui de derechas, me consideraba un trabajador; no otra cosa. (Con 15 años me enfrenté al facha/alcalde de mi pueblo; me avalaba ser nieto de quien era nieto). También es que me decían que el trabajo dignifica y que era una maldición bíblica. Que el trabajo dignifica es cierto cuando se hace a cambio de un salario digno, cuando en lugar de percibir el salario digno esclaviza, no dignifica. En cuanto a lo de la maldición bíblica, solo cabe argumentar: que es mentira (mendacium).

    Los que nos movemos por la red de Internet, no pertenecemos a la casta de los desheredados en sentido estricto. Entre otras cosas, para utilizar la red hay que tener ciertos conocimientos que los estrictamente desheredados no tienen. Nunca he pasado junto a un tajo de albañiles que estuvieran oyendo interesantes tertulias radiofónicas, Cadena Dial o los Cuarenta Principales es lo que normalmente oyen. Luego y después de una dura tarea de trabajo, ducha y a ver la tele/basura. Antes, los periódicos eran para liar el bocadillo, ahora y afortunadamente, ni eso; si se leyera un periódico, sería uno deportivo.

    La red es: para jovenzuelos que la mal utilizan o para personas mayores con ciertas inquietudes. También es la red para personas que buscan pasar un rato de expansión. La red, puede ser perversa.

    Exígere:

    Stricto senso et non eufemismus. Mendosi mores.  

    In res necessária.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook