Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 29
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia Política.

    PALAS-ATENEA.

    PALAS-ATENEA.

    La diosa Hera era la esposa de Zeus. Dicen que vengativa. Era la diosa por antonomasia y Artemisa no era de todo comer. En la mitología griega, hay muchas diosas.

    Europa era una mujer fenicia a la que Zeus raptó disfrazado de un toro blanco; la llevó a Creta y allí la violó.

    Palas-Atenea, fue sin duda la diosa más venerada. Es la diosa de la guerra, civilización, sabiduría, estrategia, de las artes, de la justicia y de la habilidad. Es la protectora de Atenas.

    Alejandro III de Macedonia, el Magno, era hijo de Olimpia de Epiro; una mujer intrigante y maquinadora. No menos lo fue Isabel de Farnesio que era la segunda esposa de Felipe V y madre de Carlos III.

    Aunque no tengan el valor de reconocerlo, a muchos varones causa pavor una mujer inteligente (que son muchísimas). Las prefieren “domesticadas”.

    “De lo que oigas no te creas nada y de lo que veas la mitad”; que reza el dicho.

    La Fundación Sistema, es una de las del PsoE. El Patronato está presidido por Alfonso Guerra y en él no hay ni una sola mujer.

    “Predicar no es dar trigo”; que reza el dicho.

    Alexis Tsipras ha montado un gobierno sin mujeres y son muchos los que se han rasgado las vestiduras. Que es para rasgárselas, dicho sea de paso.

    En esta Europa de nuestros pecados, tenemos mujeres famosas: Thatcher, Merkel o Lagarde. Mujeres de acero inoxidable; más malas que el arsénico. Una vez llegan al poder, en nada se diferencian del varón que es borde.

    Luchar por la igualdad de la mujer y el varón, es cosa de a diario. No se debe reducir a un momento puntual como ahora con Tsipras. Si no hay más mujeres en puestos de responsabilidad, es porque el varón se lo ha impedido. Hasta que en los más altos tribunales no se dé esa paridad, tendremos que seguir luchando. El número de juezas es mayor que el de jueces y esto no se ve en los altos tribunales.

    Es mucho más lacerante la ablación del clítoris; es quitar a la mujer su sexualidad. Las barbaridades que a diario se cometen en muchos países islámicos, son para ser tenidas en cuenta a diario. La “comunidad internacional” que se hace eco de lo de Alexis Tsipras, no se lo hace antes estas barbaridades.

    Vamos a hacer un esfuerzo y ser coherentes.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook