Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 17
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS HIJOS BASTARDOS DE DIOS.

    <!--[if gte mso 9]> <![endif]-->

    LOS HIJOS BASTARDOS DE DIOS.

    Cuando en la evolución del mono no encontraba explicación para un fenómeno, lo atribuía a la divinidad, de esta manera, inventó a los dioses.

    La Pacha Mama, era la divinidad mayor en los pueblos suramericanos. Por lo menos, que sea la madre tierra la divinidad mayor. Los amerindios eran muy respetuosos con el medio natural.

    Homero inventó la historia-ficción.

    Según la mitología griega, Zeus se transformó en un toro blanco y raptó a Europa. La mitología griega ha dado mucho de sí para hacer películas fantásticas. Los dioses del Olimpo tenían relaciones sexuales con humanos y dieron lugar a los semidioses.

    Hubo un tiempo en que los reyes fueron tenidos por dioses; pasó el tiempo y despojados de divinidad, lo eran por la gracia de dios. Siempre quisieron estar unidos de alguna manera a la divinidad. Y es que todo poder, emana de dios.

    El año 313 de nuestra era, marca un hito importante en la historia; Constantino I, emperador de oriente, declaró al cristianismo la religión oficial del imperio romano, sentó a un papa en Roma y a un obispo en su corte. Toda la historia del mundo occidental, gira sobre este hecho.

    En la conquista árabe de España, se destruía un templo cristiano y sobre él se levantaba una mezquita. Cuando se dio la reconquista, se destruía una mezquita y sobre ella, se levantaba un templo cristiano. La cosa consistía en imponer a un dios sobre otro.

    Egipto, Mesopotamia, Grecia o Roma. Antes de que el cristianismo sentara sus reales en el mundo occidental, ya existían otras culturas y otras religiones. Las “fiestas paganas”, fueron adaptadas al cristianismo. Así por ejemplo, las Perseidas fueron denominadas “Lágrimas de san Lorenzo” e hicieron coincidir la festividad del santo con este fenómeno. El nacimiento de Jesús de Nazaret, se hace coincidir con el solsticio de invierno; con el Sol Invictus.

    En la antigüedad, se levantaban templos y para el culto había una élite sacerdotal con un poder inmenso. Si el rey no era considerado dios en sí mismo, era el sacerdote máximo. Hasta hubo prostitutas divinas para servir a la clase sacerdotal.

    En la Grecia clásica, antes de acometer cualquier acción importante, se consultaba a la Pitonisa de Delfos; al Oráculo. En Roma se consultaba a los augures.

    Las religiones han servido de base para ensanchar reinos y conseguir riquezas. Y es que mi dios, es el único y verdadero. Las guerras santas, todas las guerras santas, han tenido este propósito.

    Con las Cruzadas no se pretendía liberar a los Santos Lugares, lo que se pretendía, era el control del comercio entre oriente y occidente.

    Pongamos un ejemplo:

    En el último medio siglo del XVI, los piratas turcos y berberiscos hacían imposible en comercio en el Mediterráneo. Entonces, se creó la Liga Santa que incluía a: España con sus reinos dependientes, las Repúblicas de Génova y Venecia, la Orden de Malta, el Ducado de Saboya y los Estados Pontificios. El 7 de octubre de 1971, se dio la batalla de Lepanto donde la escuadra cristiana derrotó al turco. Entre tanto Felipe II, rezaba el rosario.

    Esto, es la realidad; y esto otro, lo que torticeramente se nos ha vendido:

    La Armada Invencible (española) ayudada por la Virgen del Rosario que se apareció en la batalla, derrotó al Islam para que prevaleciera la fe verdadera.

    Los que mueren en las guerras santas, son hijos bastardos de dios.

    Según el catecismo católico, ser cristiano es ser discípulo de Cristo; ser católico, es ser siervo del papa y las jerarquías. Hijos bastardos de dios.

    Todas las religiones que en el mundo son, tienen sus fanatismos y sus fanáticos; de estos se valen los gerifaltes para montar su chiringuito. Su grey, su ejército.

    Llevan las distintas iglesias tantísimo tiempo alienando a las gentes, que lo suyo es pura maestría.  

    <!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;} <![endif]-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook