Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 17
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    LA PRIMERA VEZ.

    LA PRIMERA VEZ.

    (De cómo perder una alcaldía).

    Rafael González Tovar: o el caballo de Atila.

    En abril de 1979 y con el apoyo del PCE, fue alcalde de Librilla José María Lara Martínez; un socialista viejo y resentido que lo que quería era venganza. En septiembre presentó la dimisión y entró como alcalde José Martínez Cerón, alias: José el Maximino. Fue alcalde hasta 1991.

    La agrupación local del PSOE era la que más afiliados tenía de todo el Bajo Guadalentín. Pues en 1991 se impuso como secretario general local Juan Antonio Clemente Hernández, alias: el carlanco. Prepararon una lista a la alcaldía sin contar con el Maximino. Más tarde, le ofrecieron que encabezara la lista que ellos habían confeccionado. José Martínez que era el entrenador del equipo de fútbol local, les dijo: “Como entrenador, soy yo el que dice que jugadores han de jugar en cada partido. No vas a venir tú a hacerme la alineación. Si voy, es con mi lista”.

    El primero de la lista del PSOE era Pedro Rubio Lara, alias: el bolas. El segundo, Juan Antonio Clemente Hernández. Dicen que en algunas papeletas del PSOE habían escrito: “El bolas y el carlanco, al barranco”. El PSOE perdió las elecciones. No es que ganaran los del pajarraco, es que perdió el PSOE; que no es lo mismo.

    Cabe destacar que a José Martínez Cerón lo votaban hasta los de derechas. Uno que fue elegido concejal con los del pajarraco, me dijo que si en lugar del bolas hubiera ido Maximino, él ni siquiera se hubiera presentado.

    Como si de un coreano del norte se tratara, el hijo de Juan Antonio Clemente Hernández, heredó la secretaría general local; de facto, seguía siendo el padre. Y así llegamos a 2008. La misma jugada que en 1991 con el mismo personaje. En noviembre de 2008, se celebró una asamblea para elegir una nueva ejecutiva y ganó la de María del Mar Hernández Porras. A los quince días de tomar posesión, los salientes ya le plantearon una moción de confianza. Pedro Saura y su corte de los milagros en connivencia con la Pajín, disolvieron la ejecutiva democráticamente elegida y nombraron una gestora para después que siguieran los que había. Nos dimos de baja de una tacada 39 de los poco más de 60 afiliados que habían.

    En las elecciones generales de 2008, dejaron caer como paracaidista en Murcia al exministro Mariano Fernández Bermejo; ni con esas. El PSOE iba en caída libre. Los compadreos de Pedro Saura estaban llevando al PSOE a su cuasi extinción. En 2011 lo pusieron cabeza de lista de las elecciones generales para quitarlo de en medio y mandarlo a Madrid. Hasta nos las prometíamos felices.

    María González Veracruz, es la hija de Rafael González Tovar. María estuvo en la ejecutiva de Alfredo Pérez Rubalcaba; parecía una lapa pegada a él. María está en la ejecutiva de Pedro Sánchez.

    Durante el mandato de Rodríguez Zapatero, fue el delegado del gobierno en Murcia Rafael González Tovar. Rafael sucedió en la secretaría general a Pedro Saura; contó con el apoyo de Rubalcaba.

    Cuando se dieron las primarias en el PSOE, Pedro Sánchez fue anunciado a bombo y platillo por el SG; cuando vino por Murcia Pérez Tapias, pocos se enteraron de su visita.

    Y ahora, se quita de en medio de un plumazo a Pedro López como candidato a la Alcaldía de Murcia. Pero es que las bases están con Pedro López.

    La jugada es la misma que se dio en Librilla en 1991. ¿No estará el carlanco en la ejecutiva de González Tovar?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook