Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 16
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    JUEGO DE TRONOS.

    JUEGO DE TRONOS.

    (No sé de qué va la serie).

    En una visita que hizo el Borbón a Cuba, Fidel Castro le mostró el trono de los reyes de España en el que no se había sentado ninguno de ellos y le invitó a sentarse (animus jocandi). El Borbón no lo hizo.

    El Borbón reinante, es Felipe uve palito. Pues ha ido el hombre a visitar a los eurodiputados españoles en Bruselas. Si el profesor de la Complutense no le hubiera regalado la serie entera “Juego de tronos”, hubiera pasado desapercibido. Los representantes de Izquierda Plural, no fueron a rendir pleitesía. Es simple coherencia. Es que la pasado día 14, conmemorábamos la instauración de la II República Española. La República que destruyeron unos golpistas y de los que los Borbón son herederos. Ella es la legítima y no los que hay impuestos por el franquismo y la CIA. Atado y bien atado.

    La Trini ha censurado la postura de Izquierda Plural. Hasta algún aspirante a un trono de Izquierda Plural ha censurado la no asistencia.

    Cuando se dio el bodorrio real entre el Borbón y la periodista, Gaspar Llamazares se “inventó” un viaje a los USA para no asistir. Rosa Aguilar, sí asistió. Con tal de pillar cacho, Santiago Carrillo tragó con la monarquía.

    En la inmodélica transición, los “republicanos” de la “presunta izquierda”, se tornaron en monárquicos. Después decían que no eran monárquicos, que lo que eran es: “juancarlistas”. ¿Qué son ahora?, ¿felipistas?: ¡MONÁRQUICOS!

    Cuando el Borbón recibió a Cayo Lara, este, nada más entrar, le espetó que era republicano y que haría lo posible para instaurar la III República Española.

    Soy un perjuro.

    Para tomar posesión de mi cargo de funcionario, tuve que jurar obediencia al rey; pero lo que juré, era mentira. Es que si no hacía el juramento, no podía entrar. Hoy no podría tener cargo público alguno ni siquiera concejal de mi pueblo porque no pienso prometer tal cosa. Mi obligación está con la República. El pasado día 14 no estuvo la tricolor en mi terraza; no pude ponerla solo. Pero la tricolor está incrustada en mi mente; los avatares en mis sitios de Internet, son alegorías a la II República Española; son más importantes para mí que poner mi jeta. Cuando usted vea mi avatar, sabrá de inmediato que va a entrar en el sitio de un republicano. Republicano-federalista de izquierda radical.

    Lamentablemente para los republicanos, el rey es el Jefe del Estado.

    Al parecer, en la serie “Juego de tronos”, para ocupar el trono de hierro hay que cortar la cabeza al que lo ocupa. Aquí en España, el trono está asegurado. Por una vez y sin que sirva de precedente, voy a estar de acuerdo con mi paisano Pérez-Reverte en cuanto a que dijo aquello de: “En España es que no funcionó la guillotina”. El cabrón de Carlos IV y su hijo el felón bastardo. La reina castiza, su hijo que fue el XII de los Alfonso y era bastardo. De bastardos, vamos servidos.

    Ikea y la república independiente de mi casa.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook