Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 04
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    INVERSIÓN. I+D. (La universidad pública).

    INVERSIÓN. I+D.

    (La universidad pública).

    Están los que saben y luego los que hablamos de oídas. Está bien y para variar, seguir una tertulia con catedráticos y profesores universitarios. Puede resultar enriquecedor. Televisión Murciana es el medio.

    Lo repetiré tantas veces como estime conveniente: En España no hay empresarios, lo que hay son, ¡comerciantes!

    España en general y Murcia en particular, no puede competir en precios con otros lugares del mundo; siempre habrá alguien que lo haga más barato. Sí que podríamos competir en calidad. Para competir en calidad, hay que invertir en tecnología avanzada. Para esa tecnología avanzada, hace falta mano de obra cualificada se sepa manejarla. Y es donde nos apoyamos para decir que el capital destinado a la universidad, no es un gasto: ¡ES INVERSIÓN!

    Empresas murcianas de agroalimentación, ocupan los primeros puestos mundiales en calidad. Es un producto exportable a todas luces. Pero no solo se exporta el producto, también a los productores; técnicos sobradamente preparados para elaborarlo y su correspondiente tecnología. Universidad Politécnica de Cartagena.

    Si la media europea destinada a la universidad para los proyectos de I+D es del 2’1 % de su PIB, en España se destina el 0’9 y bajando. En España se invierte en I+D cuando “sobra”; cuando como ahora estamos en crisis, no se invierte casi nada. Comprar tecnología, resulta muy caro. En 2015 estamos con un presupuesto igual al que se daba en 2008.

    Las PYMES por sus dimensiones, no pueden destinar grandes partidas a la investigación, pero para eso deberíamos tener a las universidades. Las universidades darían a las PYMES la tecnología necesaria para despegar. Porque no es gasto, es inversión.

    La sociedad en su conjunto destina un capital a la universidad que luego revierte en ella por la aplicación de lo aprendido en los procesos productivos. Es un despilfarro si como ahora damos lugar a que nuestros “cerebritos” emigren.

    Francisco Bernabé que es el Consejero de Fomento de la Comunidad Autónoma de Murcia, decía días pasados que teníamos futuro en la construcción. ¿Irá a montar otra burbuja del ladrillo? Nuestras universidades públicas están que alcanzan y no llegan. Por lo pronto, tenemos el aeropuerto de Corvera que es un aeropuerto sin aviones (200 millones de euros).

    Lo que también hay que revisar, es el concepto de investigación. No se trata de un profesor chiflado al que de vez en cuando explosiona el laboratorio, no. Se trata de equipos de investigación que están compuestos por expertos de distintas materias. Más que hablar de investigación médica, hablaremos de investigación biomédica. Por poner un ejemplo, las técnicas de diagnóstico, van asociadas a lo estrictamente médico; lo farmacológico, también.

    La universidad también debería proporcionarnos los mejores gestores de lo público.

    Todavía no podemos evaluar lo de 4+1 del Plan Bolonia cuando se implanta el 3+2. Y es que en España se cambia muy a menudo el sistema educativo. Aparte de los beneficios empresariales por el desvío de lo público a lo privado, tenemos que no se puede hacer una previsión a medio o largo plazo que es cuando se ven los resultados de lo relativo a la educación.

    Con el 3+2, las universidades privadas impartirán solo los postgrado que les sean rentables; el resto, ha de quedar para la pública. Nuestro sistema actual, es elitista.

    El hospital público “Virgen de la Arrixaca”, es un Hospital Universitario. Pues por obra y gracia de Valcárcel I “el magnífico”, acudirán a hacer los MIR alumnos de la católica San Antonio del kiko José Luía Mendoza. No hay contrapartida. Con recursos públicos, harán prácticas los de la privada. Cuando un aspirante no da la nota de corte para la pública, si los padres lo pueden pagar, entra en la católica.

    Algunos somos grandes amantes de todo lo público y la universidad, no va a ser una excepción.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook