Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 23
    Diciembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ILUSIÓN.

     

    ILUSIÓN.
    El día 14 de abril de 1931 y por boca de uno de los ministros del Borbón: “España se acostó monárquica y se despertó republicana”. Se proclamó la II República Española. Aquella transición, si fue modélica; no hubo disturbios dignos de comentario.
    Las gentes salían a calles y plazas en forma festiva, ilusionadas.
    El general Primo de Ribera y para lanzar la economía, había realizado mucha obra pública y además, estuvo la tremenda crisis del 29. Primo de Ribera fue keynesiano antes que Keynes. Cuando se instauró la República, las arcas públicas tenían telarañas y la deuda era desorbitada. Lo único que hubo en el bienio progresista, fue buena voluntad en la mayoría de sus actores.
    Sin dinero para acometer grandes obras, poco se podía hacer.
    Las gentes trabajadoras que habían puesto su ilusión en la República, poco a poco la fueron perdiendo. La falta de ilusión y en buena medida el voto femenino, en 1933, dieron la victoria a la derecha.
    ¡Se había perdido la ilusión!
    Algo parecido pasó en la inmodélica transición de los 70, poco a poco fue desapareciendo la ilusión; pocas mejoras trajo la supuesta democracia; si bien en un principio hubo mejoras sociales, conforme se avanzaba, se retrocedía en ellas.
    Nada hay nuevo bajo el sol.
    La fórmula de Podemos, ya se dio en otros tiempos. El modelo asambleario de un principio, no es nuevo; es nuevo para lo que se ha venido dando en las últimas décadas.
    La corrupción imperante y la pérdida escalonada de derechos sociales, han hecho que los políticos al uso hayan sido despreciados. Y es en este río revuelto donde ha pescado Podemos.
    No vamos a negar que haya creado ilusión.
    En busca de arañar votos en todo el espectro social, no se definen. Utilizar la palabra pueblo, es demasiado ambiguo. “Lo que diga el pueblo”; pero el pueblo dice muchas cosas.
    Para ir a un proceso constituyente que es lo que preconizamos desde la izquierda, hay que conseguir mayorías de 2/3 o 3/5 de las Cámaras. O lo que es lo mismo: hay que aglutinar a todos los de izquierdas para conseguirlas. La de la parte decente del PSOE que es Izquierda Socialista, también. Cada persona de izquierdas, es necesaria.
    Si Podemos no logra (que no va a lograr) lo que se propone, puede dar al traste con la ilusión de muchos españoles. Y si se pierde la poca ilusión que hay, la derrota no solo será pa Podemos, la derrota será para todos los trabajadores. Habrán triunfado las políticas neoconservadoras y neoliberales.
    Estamos hablando de futuro a medio plazo.
    Lo que ocurre es que el político quiere ver cosas a corto plazo, ganar en el 2015. El hombre de Estado, mira más lejos.
    A muchos nos da igual si el poder se lo disputan dos que tres; y así seguirá el actual sistema pero con más gente, gente nueva en el panorama político porque es ahora cuando se han mostrado, no que sean nuevos en la política. Es más factible que la mudanza sea de la izquierda a la derecha que al contrario. Toda política que no vaya encaminada a mejorar la vida de los excluidos sociales, es de derechas. A ver si nos vamos enterando; en los últimos tiempos, las siglas no representan casi nada, tienen esas como podían tener otras; el neoliberalismo se ha maquillado, travestido.
    ¿Hasta cuándo podrá mantener la ilusión Podemos?

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook