Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 03
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    IGNORANCIA.

    Mi ignorancia, es atrevida.

    Un ignorante es la persona que ignora algo o algunas cosas. La ignorancia, se combate leyendo. Lo que no es el ignorante y en principio es: ¡tonto! Pero…

    “A quien saber no quiere no hay maestro que lo enseñe”; que reza el dicho.

    La posesión de conocimientos en una determinada materia, no es signo de inteligencia, sino de capacidad retentiva (memoria). He visto a una persona resolver operaciones aritméticas más rápida que una calculadora y de muy cortas luces. Es que a cada área del cerebro, le corresponde una función. En los últimos tiempos se habla más de inteligencia emocional que de índice de inteligencia.

    La pedagogía es la capacidad que se tiene para hacerse entender, mediante la disciplina de la pedagogía, se enseña a otros a enseñar. España es cuna de grandes pedagogos. Pongamos a: Francisco Giner de los Ríos. El término maestro deriva de magister y este, a su vez, del adjetivo magis que significa más o más que. El magister lo podríamos definir como el que destaca o está por encima del resto por sus conocimientos y habilidades. MAESTRO, es el que enseña.

    Para dejar que nos enseñen, primero le hemos de reconocer a una persona que sus conocimientos están muy por encima de los nuestros. El alumno ha de ser humilde. Son muchas las personas de edad que suelen decir: “¿Qué me vas a enseñar tú a mí a mis años?”. Que la respuesta la dé Solón que para eso fue uno de los Siete Sabios de Grecia: “Procura instruirte mientras vivas, no creas que la vejez trae consigo la razón”. El zorro sabe más por zorro que por viejo; su instinto es el que le hace desarrollar cierta “inteligencia”.

    ¿No te has planteado que has podido estar toda tu vida equivocado?; ¿qué nivel de conocimientos tuvieron tus maestros?; ¿en qué disciplinas? ¿Se ciñeron tus maestros a la verdad objetiva? Enseñar y adoctrinar, no son sinónimos.

    Mediante el garbillo (o criba), separamos las granzas del grano. Cuando aventamos la parva, separamos la paja de otros elementos más pesados, que son el grano y las granzas. Las granzas no suelen tener utilidad alguna aunque sean pesadas como el grano. Hay que utilizar el garbillo si lo que pretendemos es quedarnos solo con el grano, con aventar, no basta. Hilar fino.

    Decía mi padrino Domingo: “Pa limpiar la cuadra una vez cualquier capazo es bueno”. Hay cosas que aprendemos que están mal y nos duran para toda la vida; seguimos utilizando el capazo malo. Con una buena herramienta, se trabaja más y mejor; esto nos lo debieron enseñar nuestros maestros. Mi amado tío Domingo me enseñó a: labrar, segar, trillar, aventar y garbillar; también me enseñó a limpiar la cuadra. Un viejo de mi lugar, me enseñó a cavar con la azada; no crean que cavar no necesita aprendizaje, dependiendo de la profundidad del corte, se hace de una manera u otra.

    Una vez nos vamos deshaciendo de nuestra ignorancia, nos daremos cuenta de lo limitados que son nuestros conocimientos. Nos daremos cuenta de la inmensidad del saber humano y que es inalcanzable en su totalidad; los que más se aproximaron al saber universal, fueron los del Renacimiento.

    Cuantos más conocimientos vamos adquiriendo, más valor damos a las personas que saben más que nosotros, les reconocemos la cathedra; nos deleitan sus lecciones. Convertimos el aprendizaje en placer.

    Para ser autodidacta, hay que tener mucha humildad y analizar por qué una cosa no salió bien si la teoría estaba bien aplicada. El autodidacta ha de ser mucho más crítico consigo mismo que el que recibe enseñanza reglada; en la enseñanza reglada, es el maestro el que nos corrige los fallos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook