Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 17
    Abril
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    HONRA.

    (Perdónalos Señor porque no saben lo que hacen).

    Es un axioma que hay personas de buena fe apoyando a lo que entienden que es bueno, aunque estén tirando piedras a su tejado, votan las derechas (la oficial y la otra). Lo malo es que sienten como propios los ataques que sufren los dirigentes de las derechas. Pues preste un poco de atención, el imputado es el señor Rodrigo Rato, no usted; usted es un perjudicado más del latrocinio generalizado que ha sufrido y sufre España. Rato es una de las ratas a la que han pillado; que hay más a los que todavía no les han hincado el diente. Lo de los ERE fraudulentos, tiene su miga.

    Los presidentes que han sido y son desde que se implantó este sucedáneo de democracia, han cometido y cometen delitos de alta traición; siendo el mayor traidor Felipe González Márquez (un felón). De los del otro bando, se podían esperar las tropelías perpetradas (ya venían entrenados y de serie del anterior régimen).

    Que un presidente diga que como yo se ha enterado de las corruptelas por la prensa; es una solemne tomadura de pelo. Si no participó directamente, estaba al tanto de la pomada. Las cantidades robadas son astronómicas y eso, se nota.  

    No hay nada transparente, a lo máximo que llega, es a translúcido (deja pasar la luz pero no se puede ver lo que hay dentro).

    A partir de unas elecciones y en los años siguientes, siempre que se les censure alguna acción u omisión, harán alusión a la legitimidad que le dan los votos obtenidos; a lo sumo, será legalidad. Nada legitima a unos gobernantes para perjudicar al pueblo que debían proteger. Si es para robar, mucho menos. Si trazamos una pirámide poblacional, veremos que los que están en la base han de soportar el peso de los que están en su vértice superior y las capas intermedias. Si la base se sublevara, caería la cúpula. Cuando la base es excluida por el sistema, será la base el escalón inmediatamente superior. La denominada clase media, pasará a ser la base. Esto es lo que sucede en estos tiempos aciagos en que vivimos.

    Solo se puede amar a lo que se conoce.

    Las personas que de buena fe apoyan a distintas formaciones, no están abiertas a escuchar los argumentos de otros. Siguen fieles a un credo, a un dogma. Tengo mi verdad, que es la mía; la que me he labrado barajando verdades. Aunque tarde, descubrí que lo que me habían estado contando desde el régimen y las personas que creían en él, era una burda mentira. Los elefantes, no vuelan. El conocimiento de las cosas, puede variar nuestras concepciones de las mismas; se pueden amar u odiar. Abominé de lo anterior que no era otra cosa que el nacional-catolicismo. Porque entiendo que el nacional-catolicismo es una perversión en sí mismo; es contranatura.

    Aunque se dé el apoyo a los que nos oprimen, puede no ser deshonroso. Porque como decíamos al principio, lo hacen de buena fe. Por el contrario, los que aun sabiendo que la persona que se postula para regir nuestros destinos es corrupta los siguen apoyando, son sus cómplices, son corruptos en potencia. Quiere decir que si el votante estuviera en el lugar del votado, haría lo mismo. No se deben justificar las conductas de corrupción.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook