Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 09
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    HACIENDO RUIDO.

    HACIENDO RUIDO.

    “Que hablen de ti aunque sea malo”; que reza el dicho.

    Hay quienes después de una larga vida pasan por ella sin dejar huella alguna; a lo sumo, han sido padres. Quizá no tuvieron la oportunidad o si la tuvieron, no la aprovecharon, por comodidad o cobardía.

    El amor y el odio, son sentimientos; la indiferencia es ofensiva. “No hay mayor desprecio que no hacer aprecio”; que reza el dicho.

    Estoy seguro de que no me van a dedicar una calle en mi pueblo; sé de cierto que hay personas de mi pueblo que no me pueden ni ver, cosa esta que me tiene sin cuidado. Cumplí con mi obligación lo mejor que pude y supe; honestamente.

    Me presenté a una vocalía en la AMPA cuando mis hijos estaban en el colegio y de todos los presentados, solo una persona quedó detrás de mí. Para no restar posibilidades a las organizaciones en que milito, a lo sumo que me metan en una lista en los puestos que no tenga posibilidad de salir elegido, o de suplente. Se pueden hacer renuncias por amor.

    Hay personas que no conciben que la organización (del tipo que sea), está mejor sin ellas. Si quisieran tanto a esa organización como dicen quererla, se largarían. Son un estorbo. Sin embargo, se dan luchas cainitas.

    Estamos viendo estos días a algunas personas que se postulan en las listas electorales y sabemos fehacientemente de su maldad y falta de honestidad. De paso sabemos que tienen muchas posibilidades de ser elegidas; cosa esta harto preocupante. Meten mucho ruido y quizá sea este el motivo por las que han sido nominadas. Hay una gran diferencia entre las ruidosas y las que hacen propuestas serias. Los medios que se nutren principalmente de lo escandaloso, dan pábulo al ruido sobre la posición sensata. De esta manera, son los ruidosos los que tienen mayores posibilidades de estar en el candelero. ¿Qué importa decir la mayor gilipollez del mundo si esto da votos? Y es que la hipocresía, juega en primera división; lo incoherente se superpone a lo coherente.

    Lo importante de verdad, es el continente; no el contenido. Pero se ha sustituido el continente efectivo por uno de plástico que hasta confiere mal sabor. La modernidad es de plástico, de usar y tirar.

    Para la evolución, dos mil ochocientos años es un leve pestañear; la mente humana no ha variado en lo sustancial en ese tiempo. Los principios filosóficos que se alumbraron en la Grecia clásica, son válidos al día de hoy. Y la ética se ha borrado de los planteamientos actuales. Se ha impuesto la moralidad deformada al principio ético. “Que hablen de ti aunque sea malo”. ¿Dónde queda la bondad?

    De la bondad de muchos, se aprovechan unos pocos. A esos pocos, quizá les dediquen una calle en su pueblo.

    Decía el padre Javier Arzallus: “Ellos mueven el árbol y nosotros recogemos las nueces”. Las nueces hacen mucho ruido al caer.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook