Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 23
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ESPIROMETRÍA.

    <!--[if gte mso 9]> <![endif]-->

    ESPIROMETRÍA.

    Es una prueba médica que consiste en saber la capacidad pulmonar. Puede ser: simple o forzada.

    Como dirían los más viejos de por aquí: “Ver cómo vas de resuello”.

    Las tragaderas de Cañete (caño pequeño), son enormes, le cabe el Titanic en el buche.

    Hay muchas personas que tienen la soga al cuello y con ella puesta, todavía piensan que el que se la ha puesto, los va a dejar resollar. Va a resollar, poco, lo justo; porque si te ahoga del todo, ¿quién va a pagar sus caprichos y avaricia?

    En lucha libre, hay una técnica que se denomina: “El abrazo del oso”. Consiste en apretar fuerte con los brazos alrededor del tórax del oponente para de esta forma le falte el aire y se desvanezca. Está desvanecido, que no muerto.

    Cada x tiempo, nos realizan una espirometría para nuestra capacidad de aguante; son: las elecciones. Las últimas pruebas que nos han realizado, han sido: forzadas. Quieren saber si somos capaces de resollar y en qué grado con la soga al cuello.

    “En el Lazarillo de Tormes, cuando el viejo ciego rompe a Lázaro los dientes con el jarro de vino, luego lo cura con vino, y le comenta jocosamente:

     Fue tal el golpecillo, que me desatinó y sacó de sentido, y el jarrazo tan grande, que los pedazos de él se me metieron por la cara, rompiéndomela por muchas partes, y me quebró los dientes, sin los cuales hasta hoy día me quedé. Desde aquella hora quise mal al mal ciego; y aunque me quería y regalaba y me curaba, bien vi que se había holgado del cruel castigo. Lavóme con vino las roturas que con los pedazos del jarro me había hecho, y sonriéndose decía:

    – ¿Qué te parece, Lázaro? Lo que te enfermó te sana y da salud; y otros donaires que a mi gusto no lo eran.”

    Quien haya experimentado el gran placer de leer “Lazarillo de Tormes”, sabrá de las putadas que luego le hizo Lázaro al ciego.

    “Pacto de El Prado”:

    Se dio en 1885 entre Antonio Cánovas del Castillo (conservador) y Práxedes Mateo Sagasta (liberal) para ir alternándose en el gobierno de España. Este pacto fue bendecido por el general Martínez-Campos.

    “Pacto de silencio”.

    Entre los principales actores de la inmodélica transición, se dio un pacto de silencio; de tal contundencia, que sigue vivo hasta hoy. De aquellos actores, quedan pocos vivos; pero los que quedan vivos, son muy vivos. Todo lo que se hizo en la inmodélica transición, fue orquestado para beneficio del bipartidismo. Después de la reforma del artículo 135 de la cuchufleta constitucional, queda demostrado fehacientemente que los dos partidos mayoritarios hacen sus componendas a espaldas del pueblo que debería ser soberano. PPSOE. Ilustrémoslo de nuevo con “Lazarillo de Tormes”:

    [Acaeció que llegando a un lugar que llaman Almorox, al tiempo que cogían las uvas, un vendimiador le dio un racimo dellas en limosna, y como suelen ir los cestos maltratados y también porque la uva en aquel tiempo está muy madura, desgranábasele el racimo en la mano; para echarlo en el fardel tornábase mosto, y lo que a él se llegaba. Acordó de hacer un banquete, así por no lo poder llevar como por contentarme, que aquel día me había dado muchos rodillazos y golpes. Sentámonos en unvalladar y dijó:

    “Agora quiero yo usar contigo de una liberalidad, y es que ambos comamos este racimo de uvas, y que hayas dél tantas partes como yo. Partillo hemos desta manera: tú picarás una vez y yo otra; con tal que me prometas no tomar cada vez más de una uva, yo haré lo mesmo hasta que lo acabemos, y desta suerte no habrá engaño.”

    Hecho así el concierto, comenzamos; mas luego al segundo lance el traidor mudó de propósito y comenzó a tomar de dos en dos, considerando que yo debría hacer lo mismo. Como vi que él quebraba la postura, no me contenté ir a la par con él, más aun pasaba adelante: dos a dos y tres a tres, y como podía las comía. Acabado el racimo, estuvo un poco con el escobajo en la mano y meneando la cabeza dijó:

    “Lázaro, engañado me has: juraré yo a Dios que has tú comido las uvas tres a tres.”

    “No comí, dije yo, mas ¿por qué sospecháis eso?”.

    Respondió el sagacísimo ciego:

    “¿Sabes en qué veo que las comiste de tres en tres? En que comía yo dos a dos y callabas.”] No solo hay un partido que no gobierna, hay otro que no se opones (al menos, no se opone con contundencia).

    Aunque sueltos para que pensemos que somos libres, llevamos la cuerda al cuello. Nos haría falta un Espartaco… O un califa rojo.

    Aquellos que podrían hacer que cayeran las cuerdas de los cuellos y respiráramos en libertad, están situados muy a la izquierda del que en otro tiempo fue el PSOE.  

    Lo pondré otra vez:

    No es que IU-Izquierda Plural sea la panacea, pues hay mucho indeseable en sus filas (como Llamazares). Pero es lo más cercano a la izquierda que queda. Este será pues, el ¡VOTO ÚTIL!

    <!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;} <![endif]-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook