Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 16
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ESO NO, LO ANTERIOR.

    <!--[if gte mso 9]> <![endif]-->

    ESO NO, LO ANTERIOR.

    Para el acceso a funcionario de carrera, hay tres maneras: oposición libre, concurso-oposición y concurso de méritos. Las dos últimas modalidades, para meter a dedo a los amigos.

    La iglesia católica cuenta con unos cuantos clérigos que son exorcistas. El exorcista, ha de ser un alma pura para que el maligno no pueda atacar sus flaquezas.

    Ahora, discutamos sobre el sexo de los ángeles…

    No me importa mucho lo que hayas sido anteriormente, me importa y mucho lo que vas a ser de ahora en adelante. Lo que sí te pido, es que no me engañes, sin te vendiste, lo quiero saber. Es que, para poderte defender, tengo que saber lo que has sido.

    Santo que mea…

    En cierta ocasión había un labriego que en su heredad tenía un ciruelo enorme, pero las pocas ciruelas que echaba, entre los pájaros y las avispas, ni las llegaba a probar. Pensó arrancarlo y poner en su lugar otro árbol que fuera productivo. Se enteraron en la parroquia de lo del ciruelo y fueron a pedírselo para hacer un san Juan ya que esta madera es bastante buena para la talla. Y allá que fueron al predio de referencia y pidieron el tronco del ciruelo:

    - Llévenselo, yo no lo quiero nada más que como leña para la chimenea.

    Se hizo la talla del san Juan y lo sacaron en procesión implorando la lluvia. El labriego que lo ve pasar, moviendo la cabeza, dijo:

    - Yo que te conocí ciruelo y ahora te veo san Juan, los milagros que tú hagas, a mí no me la dan.

    Hay personas, que ni ciruelo ni san Juan. Si de aquí atrás has sido un borde, un trepa, convertirte en buena persona, va a ser muy difícil. Enderezar un árbol de chico, es fácil; cuando ya está duro, es casi imposible.

    Cuando llegas a Alcohólicos Anónimos, lo más duro es decir ante la asamblea: “Me llamo Antonio y soy alcohólico”. Has reconocido que tienes un problema y cuando lo reconoces, empieza tu rehabilitación. Mientras que no reconozcas que tienes un problema, el problema seguirá ahí.

    Las mentiras, tienen las patas muy cortas.

    Cuando uno se dedica a la cosa pública, ha de ser consciente que mil ojos se van a fijar en él, si hay algo discutible en su pasado que estaba escondido, saldrá a la luz y por ahí harán brecha. Entre otras cosas, va a haber envidia de muchos que quisieron para ellos ese lugar que ocupa. De lo que sobra en la cosa pública, es trepas.

    Cuando hables conmigo, mírame a los ojos que yo haré lo mismo.

    En el catecismo católico dice que son necesarias cinco cosas para hacer una buena confesión:

    - Examen de conciencia.

    – Dolor por los pecados.

    – Propósito de la enmienda.

    – Decir los pecados al confesor y,

    - Cumplir la penitencia.

    Solo de esta manera, se alcanza el perdón. Pues ahora, olvídese usted del catecismo; ¿no es lo mismo  antes de presentarse en sociedad? Alguna veces, en el pecado va la penitencia.

    De los pecados capitales, la soberbia quizá sea el peor. Porque, ¿cómo podrá el soberbio ser humilde? Hay que llegar a la cosa pública con humildad franciscana.

    <!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;} <![endif]-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook