Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 05
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    DENTRO DE TEXTO; EN EL CONTEXTO.

    DENTRO DE TEXTO; EN EL CONTEXTO.

    (Y el anumus iocandi).

    Quienes sacan una frase de contexto, aplican el animus iniuriandi; con ganas de injuriar. Lo que fue jocoso, pasa a ser injurioso y todo partiendo de una misma frase.

    Ironía y sátira.

    ironía.

    (Del lat. ironÄ«a, y este del gr. εá¼°ρωνεá½·α).

    1. f. Burla fina y disimulada.

    2. f. Tono burlón con que se dice.

    3. f. Figura retórica que consiste en dar a entender lo contrario de lo que se dice.

    sátira.

    (Del lat. saty̆ra).

    1. f. Composición poética u otro escrito cuyo objeto es censurar acremente o poner en ridículo a alguien o algo.

    2. f. Discurso o dicho agudo, picante y mordaz, dirigido a este mismo fin.

    cabrón con pintas.

    1. loc. adj. coloq. cabrón (ǁ que hace malas pasadas).

    Fuente: DRAE.

    No es lo mismo llamar a una persona cabrón a secas que cabrón con pintas. Si le decimos cabrón; damos por hecho que su mujer tiene relaciones con otros hombres y él es consciente, lo permite.

    Hay que ser escrupulosos con la utilización del lenguaje.

    Dentro del discurso, podemos introducir alguna cosa que sea elocuente para el resultado final y la decimos en sentido totalmente contrario a la línea del discurso; ironía.

    Cuando queremos zaherir, utilizamos de principio a fin la sátira.

    Cuando era policía municipal, más de una vez se cagaron en la madre que me parió. Mi señora madre decía que no me hiciera mala sangre por eso; porque ella no los iba a dejar. De todos modos, la ofensa no iba contra mi madre que no dejaría que se cagasen físicamente en ella; la ofensa era contra mí. Eso es que se entiende entra en el sueldo. Lo mismo le puede ocurrir a un árbitro de fútbol.

    En el lenguaje hablado, la entonación que ponemos al enunciar una frase, puede hacer que esta sea tomada por injuriosa; porque puede denotar fastidio. También puede denotar una gran alegría. La entonación y las pausas. Cuando un orador en un determinado momento del discurso hace una pausa, espera el aplauso general; esa pausa, es para incitar al aplauso; lo más probable es que haga la pausa después de algo que ha dicho y él considera muy importante.

    Hay veces que la frase es tan expresiva que no necesita aderezos ni interpretaciones: ¡Qué se jodan!, que gritó Andreita Fabra.

    Animus iniuriandi:

    injuria.

    (Del lat. iniurÄ­a).

    1. f. Agravio, ultraje de obra o de palabra.

    2. f. Hecho o dicho contra razón y justicia.

    3. f. Daño o incomodidad que causa algo.

    4. f. Der. Delito o falta consistente en la imputación a alguien de un hecho o cualidad en menoscabo de su fama o estimación.

    Fuente: DRAE.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook