Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 04
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    CUANDO IR AL MÉDICO SE CONVIERTE EN CALVARIO


    <!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} <![endif]-->

    Ir para que te hagan pruebas o que te vea un especialista en el Centro de Espacialidades Dr. Quesada de Murcia, es iniciar un viaje a lo desconocido. Mejor ir con la capaza arreglada para medio día. Tu fiambrera incluida.

    Ayer, me tocó.

    En las radiologías no había cola pues llegué sobre las diez.

    Luego, me tocaba cardiología.

    Oye, tú; como una romería.

    Menos mal que llegó Juan Antonio “El pelillos” que puso humor a la espera. Juan Antonio siempre anda con sus cosas que ni que decir tiene hacen reír.

    Suelen citar a un montón de personas para la misma hora, luego la cita asignada “es orientativa”, no se cumple nunca.

    En cardiología tenía cita a las 11’15 y en traumatología a las 11’30. A las 11’30, como no había sido atendido, me fui a traumatología. En traumatología terminé un poco pasadas las 12 y volví a cardiología sin la férula que llevaba en el pié.

    Ignoro la causa, pero muchas de las auxiliares de enfermería y enfermeras parece como si desayunaran vinagre. No creo que sea por los recortes de sueldo porque esta ha sido la tónica general desde siempre.

    Pues bien, dice la buena señora que me había nombrado y yo no estaba. Que después me volvería a llamar. Cuando yo llegué a la consulta de cardiología nº 43 antes de las 11, intenté darle a la señora el papel con la cita y me soltó que no lo recogía; ninguna explicación. Salí de la consulta rondando ya las 13. La cosa consiste en lo siguiente:

    Si te citan a una determinada hora, tú te van media hora antes o mejor, una hora. No vaya a ser que te nombre y no estés y ya la tenemos liada y te suelte después un puro. Pacientemente y con resignación franciscana, esperas. No se te vaya a ocurrir ir al retrete, te debes ir cagao y meao de casa. Si como yo eres fumador empedernido, aunque tengas el mono, no te vayas a fumar que tendremos las mismas.

    Así es, que para cada cita médica, te tomas un día; no juntes dos que tenemos el lío.

    Vamos a ver:

    Yo no pretendo que me den besos cuando llegue, lo que pretendo es que me traten como persona y que me curen o alivien mis dolencias.

    Que si una persona de las que están en estos sitios se siente frustrada, que busque otro lugar de trabajo y se vaya; y si no lo encuentra, que se vaya a su casa. Me da igual que sea médico, enfermero o auxiliar.

    Lo siento enormemente por aquellas personas que cumplen escrupulosamente con su trabajo, porque en este saco, se suele meter a todos por igual. Soy consciente que si la sanidad pública en Murcia funciona medio bien, es debido a los magníficos profesionales que tenemos.

    Yo estoy jubilado y no tengo que pedir permiso en la empresa, pero muchas personas lo han de hacer y luego el patrono puede pensar que su obrero es un caradura que a cuenta de la consulta se ha tomado la mañana entera. Si para cada consulta has de tomarte una mañana, los días que pierdes de trabajo son demasiados; luego se habla de absentismo laboral.

    Y lo peor de todo esto, es que por los propios pacientes en muchos casos se justifique y te digan que has de resignarte. Eso me decía un hombre que esperaba como yo: “Si ya se sabe, aquí hay que venir sin prisas”. Pues no, mi tiempo también tiene un precio.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook