Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 13
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    COOPERATIVISMO.

    COOPERATIVISMO. El gran escollo para el cooperativismo es la financiación. Por otro lado, no todos los proyectos son viables; por eso, antes de que el Estado haga aportaciones económicas a una cooperativa, se ha de ver si reportará algún beneficio. Hay un gran beneficio que aporta la cooperativa: ¡ES EL EMPLEO! El cooperativismo, se puede encuadrar dentro de las políticas económicas keynesianas. Sé que a estas alturas proponer la inversión en cooperativas, no se verá con muy buenos ojos; todos hemos visto como algunas cooperativas se han ido al garete. La FAGOR sin ir más lejos. Pero hay cooperativas que gozan de muy buena salud. En principio, la cooperativa deberá ir orientada a la creación de puestos de trabajo. Los cooperativistas en asamblea, decidirán la línea a seguir; pero la gestión de la misma, no será ejercida por ningún cooperativista; el gestor solo recibirá instrucciones del presidente de la junta y a él rendirá cuentas, cuentas que después deberán ser aprobadas por la asamblea. Esta es la única manera de que no surjan celos y reproches ente los socios. Los cooperativistas serán asalariados dentro de la empresa que es de su propiedad. Sí, ya sé, esto le va a sonar a comunismo. Van errados. Lo que pasa es que en la cooperativa, la propiedad que es privada, tiene tantos accionistas como trabajadores haya. El Estado es el garante y el prestatario; siendo el Estado el garante y el prestatario, hará auditorías en los plazos que se señalen. Una vez los préstamos sean liquidados, cesará la intervención estatal. Desde luego, esto no es un estudio científico, si acaso, un borrador, una idea. De tanto oír hablar del concepto de capital monetario, se nos está olvidando el capital humano. El trabajador debería administrar su hambre. La burbuja inmobiliaria, es eso, inmobiliaria. Se pusieron todos los huevos en el mismo cesto; los demás sectores productivos, fueron sacrificados al dios hormigón. En la crisis cíclica de los primeros 90, la agricultura absorbió el excedente de mano de obra de la construcción. Una buena medida a tomar sería la expropiación de latifundios improductivos y entregados a los trabajadores que los explotarían en régimen de cooperativa. Por lo pronto, hay que empezar a nacionalizar empresas de los sectores estratégicos que incluiría a la banca. Sería loable que las entidades bancarias rescatadas con dinero público pasaran a titularidad estatal. Porque para poder llevar a cabo los préstamos y subvenciones a las cooperativas, sería preciso contar con bancos de titularidad pública. El ICO gestionado a través de la banca privada, no nos sirve.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook