Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 18
    Febrero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    CAPACIDAD DE SORPRENDERNOS.

    CAPACIDAD DE SORPRENDERNOS.

    Mi cuerpo, soporte físico de mi cerebro, es una nulidad total. No es que me las dé de sabio, que no es eso, para mi gasto, el cerebro va bien. Lo que escribo, acertado o no, es desde mi convicción; son mis opiniones.

    En el devenir de los días, surge una noticia que me sorprende. Mi cerebro no debe ser el de un viejo cuando todavía me sorprenden muchas cosas. De otras tantas, estoy de vuelta.

    A estas alturas, el que aparezca un corrupto nuevo, no me sorprende. La corrupción está generalizada. La cara dura de los que comparecen ante los jueces, tampoco me sorprende. El juego de trileros de los políticos al uso, no me sorprende.

    Antes de un mitin en 2003, pregunto al coordinador regional de IU si podía hablar de honradez en nuestra organización, me dijo que no porque teníamos a un alcalde extremeño en la trena. Desde entonces, callaíco más bonico. Cuando critico la corrupción, empiezo por los que me son afines en mi ideario. Es que primero debemos barrer nuestra casa si vamos a decir a otros que barran la suya.

    No me gustan los corruptos, ni en mi organización ni en las otras. Concesiones, ¡ni una!

    Quizá en mi deseo de que la izquierda se una para conseguir un bien común, me sorprende que IU esté al borde de la extinción por intereses personales de unos pocos. No hace falta que nos busquemos enemigos porque los tenemos en casa.

    Para muchos, no es que hayan perdido el norte, es que han perdido la brújula; la brújula, el sextante y todos los elementos de navegación. De un día para otro, cambian la derrota.

    Cuando de verdad vino el lobo, los otros pastores no creyeron a Pedro. Llegó el lobo y devoró a las ovejas. Cuando llevan una vida mintiendo, lo sorprendente sería que dijeran una verdad. La credibilidad de los políticos al uso, es nula.

    Aunque me voy acostumbrando, me sorprende que los que salen en manifestación reivindicando derechos, sean siempre los mismos. En su plataforma cada uno, eso sí; que no se vayan a confundir las consignas. Lo realmente sorprendente sería que todos a una reivindicáramos los derechos que nos han quitado y que nos siguen quitando. Eso sí que sería sorprendente.

    A estas alturas, sería de pasmo total la unidad de la izquierda.

    Me sorprenden muchos compañeros de viaje por extraños; tomates, huevos y nueces, juntos y revueltos; solo van quedar sin romperse las nueces. Las manzanas podridas del cesto, va a pudrir hasta el cesto.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook