Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 19
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    BURGUESÍA.

    BURGUESÍA.

    (Artículo largo).

    James Watt, patenta en 1769 la máquina de vapor.

    A mitad del siglo XVIII, se produce primero en Inglaterra y luego en Europa la primera revolución industrial. Las industrias nacientes de asentaron en los extrarradios de las ciudades y a ellas emigraron los campesinos. Así, se creaba un cinturón de pobreza alrededor de las grandes ciudades.

    Con la caída del Antiguo Régimen y la Revolución Francesa, la creciente burguesía eliminó a la nobleza ocupando el lugar de esta. El sistema francés se fue aplicando paulatinamente en otros países, cabe destacar la implantación en los recién creados Estados Unidos de América del Norte; el norte industrial y el sur agrícola. Los Padres Fundadores, eran importantes burgueses; la aristocracia allende el Atlántico. George Washington fue un traidor: a la corona inglesa, a los amerindios y a cualquiera que se pusiese en su camino.

    En la primera mitad del siglo XIX, se dio la segunda revolución industrial. La nueva tecnología hizo que es excedente de mano de obra creciera de forma vertiginosa.

    En la segunda mitad del siglo XIX, se dio la guerra civil en los Estados Unidos; el norte industrial contra el sur agrícola. No negaremos que hubo personas que pensaron de buena fe que los negros eran personas de igual forma que lo eran los blancos; pero la causa subyacente, fue otra. El norte industrial necesitaba mano de obra barata. Los negros liberados, no mejoraron sus condiciones de vida; entraron en la nueva esclavitud, un jornal que no cubría las necesidades básicas.

    Da igual que tenga una hectárea como que tenga miles de ellas, el agricultor apegado a la tierra, es conservador por naturaleza. Los latifundios regidos por caciques (nobles o burgueses, o una mezcla de los dos), habían creado una nueva dependencia esclavista.

    La poca industria que se creó en España, estuvo asentada principalmente en Cataluña y el País Vasco. Ocurrió que con la emancipación de las colonias españoles, los puertos del sur Cádiz y Sevilla perdieron la primacía. La salida natural de los productos de las Castillas para el comercio en el Mediterráneo, fue la de Barcelona. Por este motivo, la burguesía española estuvo asentada en estas dos regiones. En Andalucía y Extremadura, quedaban nobles terratenientes.

    El 21 de febrero de 1848, Marx y Engels publicaron: “Manifiesto Comunista”. Pierre-Joseph Proudhon, Mijaíl Bakunin, Piotr Kropotkin y Errico Malatesta, fueron los principales artífices del movimiento anarquista. Francisco Pi y Margall, fue traductor de las publicaciones de Proudhon y se contagió de su obra; fue un republicano-federalista.

    La España del siglo XIX y por obra y gracia de los Borbón, fue uno de los siglos más nefastos de la historia. Por un lado se estaban dando las independencias de las colonias de América con las consiguientes guerras y las guerras civiles por el trono de España. Los mejor que era su juventud, estaba muriendo en la guerra. Los que tenían posibles, pagaban la dispensa y se libraban de ir a la guerra; lo que murió, fue la juventud trabajadora que quedó diezmada.

    En septiembre de 1868, se dio “La Gloriosa”. El general Juan Prim y Prats, encabezó la revolución. Monarquía sí, pero sin los Borbón. Amadeo I de Saboya, abdicó para él y toda su descendencia.

    El 11 de febrero de 1873, fue proclamada la I República Española.

    Se dijo de la I República que la montaron los monárquicos y se la cargaron los republicanos. De lo que no cabe la menor duda, es que fue burguesa.

    En España que casi todo llega tarde, se dieron los nacionalismos a finales del siglo XIX; en el resto de Europa, en el primer tercio de este siglo. Con los restos del carlismo, Sabino Arana montó el movimiento independentista vasco. Los burgueses catalanes se vieron en una región próspera e industrial con el resto de España anclada en la Edad Media y, quisieron la independencia.

    En la Primera Guerra Mundial, España permaneció neutral. Hizo negocio con las partes enfrentadas. Negocios que estaban en manos de la burguesía vasca y catalana principalmente. Como consecuencia de la guerra, media Europa estaba devastada; cuando se levantó de nuevo y la industria echó a andar, lo hizo con la más moderna tecnología de su tiempo. Los industriales españoles, habían capitalizado y la industria quedó obsoleta. La competitividad fue a base de bajar los salarios a un precio de hambre. Los anarquistas hicieron grandes movilizaciones.

    En connivencia con el Borbón, el general Miguel Primo de Rivera, hizo un pronunciamiento (dictadura). Ocurría el 13 de septiembre de 1923.

    La postura del general Primo de Rivera con respecto a Marruecos, era la del abandonismo. Ordenó el repliegue a la franja costera. Al sector africanista, le sentó mal la medida. Para dar salida a tanto mando militar, reactivó la guerra en Marruecos.

    Para llevar a cabo su política económica, Primo de Rivera necesitaba paz social. Se estableció una alianza entre el dictador y PSOE/UGT. El dictador financió buena parte de las “Casas del Pueblo”. El PCE que se había escindido del PSOE en 1921, estaba ilegalizado y perseguido.

    El 17 de agosto de 1930, tuvo lugar el “Pacto de San Sebastián”. Allí estuvo por Derecha Liberal Republicana: Niceto Alcalá-Zamora y Miguel Maura; monárquicos travestidos.

    La II República Española, nació burguesa. Lo del Frente Popular, fue mucho después.

    Desde el 14 de abril de 1931 hasta la fecha; España ha estado en manos de los burgueses.

    El lema del despotismo ilustrado, fue: “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”. Resulta que la burguesía dominante, es déspota; en contraposición a la Ilustración, no son ilustrados. Esto nos ha llevado a que en España no hay empresarios, lo que hay es: ¡COMERCIANTES!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook