Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 01
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Murcia

    BARCOS Y ELEMENTOS.

    BARCOS Y ELEMENTOS.

    “No envié mis naves a luchar contra los elementos”; Felipe II.

    La verdad es que el duque de Medinasidonia no sabía nada de guerras navales y hasta se mareaba en los barcos; además, los barcos ingleses era más ligeros y maniobrables que los galeones españoles. Pero Felipe II, rezaba el rosario.

    Felipe II estuvo casado con la reina de María I Tudor. A la reina se la llamó: “María la sanguinaria” (Bloody Mary), ejecutó a muchísimos anglicanos al querer reimplantar la “fe católica”. Felipe II quería derrocar a Isabel I. La “reina virgen” se valió de los piratas: John Hawkins y de su primo sir Francis Drake.

    Los elementos, son que España tiene una deuda equivalente a un año de todo nuestro PIB. Una deuda que según la tónica que llevamos se va a pagar cuando las ranas tengan pelo. Por si esto no fuera suficiente, nuestras estructuras económicas son como los viejos galeones de la “Armada invencible”. Pero el gallego ambiguo y bocachancla nos pone bajo el manto de Santiago; Fátima Báñez bajo la protección de la Virgen del Rocío y el ministro del OPUS condecora a una imagen con la medalla al mérito policial. El gallego ambiguo y bocachancla, es peor que el duque de Medinasidonia.

    Los partidos emergentes, son como las lanchas neumáticas fueraborda; nada pueden hacer contra los barcos de guerra.

    Ángela Merkel es la nueva “reina virgen” y está asistida por los piratas de la Eurozona y el FMI.

    Deberíamos ponernos a hacer barcos a destajo.

    Deberíamos elegir mejor a los pilotos y al almirante de la flota.

    No se puede librar la batalla si cada capitán de barco va por su lado. El resultado es que los barcos españoles chocan entre sí, se hunden sin haber librado batalla alguna. La navegación en círculo, hace que unos barcos disparen a otros de la misma flota. Y…

    No podemos culpar solo a los elementos por muchos rosarios que recemos.

    “En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”.

    El Generalísimo. Franco. Burgos 1º abril 1939.

    Desde ese fatídico día somos un inmenso portaaviones yanqui en Europa Sur. Somos subsidiarios del imperio yanqui, en todos los aspectos.

    Y aquí estamos, discutiendo si son podencos o galgos.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook