Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 21
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    AQUÍ, EL QUE NO CORRE, VUELA.

    <!--[if gte mso 9]> <![endif]-->


    Hasta hace un tiempo, había un medio que era afín a los postulados de izquierdas: Público. Es un nicho informativo que a día de hoy, está huérfano. Los anunciantes, no lo hacen en este tipo de medios ya que los que se nutren de él, tienen un bajo poder adquisitivo.

    Comprar El País o escuchar la SER, no da patente de socialista. Esto ha sido y es; ¡un camelo! ¿Recuerda usted las almibaradas entrevistas de Iñaki Gabilondo a Felipe González? Es que el felipismo y Polanco-Cebrián, establecieron una relación de mutualismo. El felipismo, dista mucho del socialismo; a estas alturas, ni tan siquiera en socialdemócrata, sino que es: neoliberal. El Grupo PRISA, ha sido un gran valedor de la monarquía borbónica; más que el declarado monárquico Grupo Vocento-ABC. Todo, por esto mismo; por la apariencia de socialdemócrata; solo apariencia, repetimos. Hoy, el Grupo PRISA, está en manos del grupo de especulación yanqui: Liberty Acquisition Holding Corp. Juan Luís Cebrián se embolsó el año pasado 13.000.000 de euros; Juan Luís Cebrián, es miembro del Club Bilderberg.

    Pues en estas estamos cuando se dice que el pueblo español es correponsable de lo que hoy padecemos. Nada más lejos de la realidad. Esta es otra pepla que nos han colocado como por encantamiento. Nada como que nos sintamos culpables de lo que padecemos.

    Los opinadores profesionales, no cuestionan que lo predicado por los “economistas oficiales” que es que no se pueden hacer las cosas de otra manera, sea palabra de dios. Algunos que seguimos a los economistas y sociólogos no oficiales, sabemos que es una falacia.

    Los medios de desinformación y manipulación, tienen entre otras la función de crear opinión para que luego el CIS pregunte que qué es lo que se opina. Además, las encuestas pueden y de hecho están montadas para que la opinión real, no aparezca. Como jamás se ha preguntado, no sabemos la cantidad de republicanos que somos (si se ha preguntado, no se ha hecho público).

    Los sociólogos “oficiales”, se encargan de manipular a las masas; no tienen a día de hoy otra función. José Félix Tezanos, es catedrático de sociología en la UNED y director de Sistema Digital que es el portal informativo de la Fundación Sistema ligada al PSOE que preside el patronato Alfonso Guerra; que por cierto, está lo más cuajado del felipismo en la Fundación y no hay ni una sola mujer. Pues este fulano, analiza sesgadamente la marcha de la sociedad española.

    Manipular torticeramente la historia, es otra de las artimañas que se traen entre manos.

    Santos Juliá Díaz, es catedrático de Historia Social y Pensamiento Político en la UNED (casualidad de casualidades). También tiene una columna en El País (otra casualidad). Cuando este historiador escribe sobre acontecimientos anteriores a 1.970, es realmente bueno; cuando lo hace sobre la historia reciente, no puede ser más sesgado. Además, se ha divinizado a si mismo y todo lo que puedan decir otros, lo ridiculiza. Ha tenido algún encontronazo con el catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona y de The Johns Hopkins University,  Vicenç Navarro (entre otros, ha sido Navarro asesor de Clinton).

    La UNED, ha contado con Óscar Alzaga Villaamil como catedrático de Derecho Constitucional.

    La herramientas para la alienación de los pueblos, son muchas y variadas; los medios, es una de ellas. No es la prensa el cuarto poder como se dijo, es una herramienta de alienación en manos de los plutócratas.

    Cuando se ha visitado por parte de los directores de sucursales bancarias a las personas en sus domicilios para endosarles alguna hipoteca, cuando se ha vendido esa hipoteca por un precio hipervalorado, cuando además ha incluido dinero para el mobiliario y un vehículo de alta gama, cuando se ha pintado un mundo de color de rosa y se ha omitido la letra pequeña; si ahora no puede hacer frente a los pagos, la culpa es de él porque contrató la hipoteca sin sopesar los riesgos. Sencillamente: ¡fue engañado!

    Antes de las crisis, la deuda pública española era de las más bajas de Europa; mucho más baja que las de Alemania o Francia. Cuando el lumbreras de Zapatero empezó a hacer “préstamos” a la banca convirtiendo la deuda privada en deuda pública, empezaron los quebraderos de cabeza. El de ahora, echa el resto.

    Pero no, la culpa es del pueblo que llegó a creer en algún momento que fue soberano.

    En la inmodélica transición, se consagró el bipartidismo y se dio sobrerrepresentación a los nacionalismos periféricos. Tenemos todo el pescado vendido. La cosa queda en: votas al malo o, votas al peor. La otra opción, es no votar. No votar que es lo que hacen los de izquierdas cuando los suyos les fallan. Descalabro total y cayendo sin paracaídas; a este paso, se la pega, seguro.

    Pero…

    Somos responsables de lo que nos acaece. ¿Acaso soy yo responsable de ser tonto?; mire usted, lo mío, es genético.

    La cantidad de tontos de los cojones y tontas de los ovarios, es enorme; como ya dijera Einstein, la idiotez humana, es infinita.

    ¿Acaso seguiría alguien a quien le pintara un mundo en decadencia?; eso, no vende. Se habla de la vida en rosa, aunque luego se torne en morado. ¿Acaso le dice el maltratador a la otra que cuando se case la va a moler a palos?; si así hiciera, la otra sería peor que una mula (que las hay y me consta).

    En el catecismo se dice que se peca de pensamiento, obra y omisión. La omisión del deber, es pecado. La obligación de las izquierdas, es la de desenmascarar a la derecha. Pero…

    Cuando los socialdemócratas se convierten en neoliberales, empiezan a formar parte de las derechas; en todo caso, sería una derecha moderada: derecha al fin y al cabo. Es que no hay otra…

    Pero, usted empieza sentirse culpable del descalabro.

    <!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin; mso-fareast-language:EN-US;} <![endif]-->

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook