Blog 
Pasaba por aquí
RSS - Blog de Antonio Rodríguez Rubio

El autor

Blog Pasaba por aquí - Antonio Rodríguez Rubio

Antonio Rodríguez Rubio

Soy un converso del azul al rojo; que a decir de muchos, somos los peores. Y así, soy rojo, muy rojo: Republicano-federalista. ...

Sobre este blog de Sociedad

No me busques junto a los poderosos que no me hallarás.


Archivo

  • 16
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A VUELTAS CON LOS FUNCIONARIOS.

    <!--[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]--><!--[if gte mso 9]> <![endif]--><!--[if gte mso 10]> /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tabla normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin;} <![endif]-->

    Si en algún momento de calentón hay que quemar un tren, quememos los desvencijados de cercanías, no vayamos a quemar el AVE. Y es que a lo que tenemos que aspirar es a poder viajar todos en el AVE.

    Ayer o anteayer el patrón de patronos dijo que había despedir funcionarios y que los privilegios de empleo fijo había que quitarlos. Así de pronto y espontáneamente, me acordé de su familia. Lo mismo que me acordé de la duquesa cuando oí lo que dijo el fulano ese de la Casa de Alba. No menos recordatorio tengo cuando abre la boca la condesa consorte de Murillo.

    Las administraciones están operando ya hace muchísimo tiempo como empresas de las muchas que hay sin escrúpulos. Gran parte de los funcionarios son contratados en precario, luego al no tener plaza fija, no son funcionarios de carrera; funcionario en una palabra, es el de carrera.

    Funcionarios son tanto los del Grupo E como los del Grupo A. Los diferencia el sueldo que para los del Grupo E no llega a 1.000 € y los del Grupo A pueden llegar a los 3.000 € y sobrepasarlos. Los unos han superado unas oposiciones y los otros, también; para una plaza de barrendero se pueden presentar 5.000 personas. Los unos militan en unos sindicatos (si es que militan) y los otros en otros; los de los Grupos A y B mayoritariamente, en el CESIF.

    Las oposiciones, no son una cosa fácil ni en lo mucho ni en lo poco.

    Mientras que ha habido en la época de vacas gordas trabajadores sin gran cualificación que entre el sueldo “legal” y el “ilegal” podían cobrar más de 2.000 €, no se acordaron del funcionario que cobraba 1.000 €. Hoy, hay que quitar funcionarios.

    Lo que hay que quitar, es tanto “asesor” y afines metidos a dedo por los políticos que no superando unas oposiciones cobran mucho más que los funcionarios; ¡ESOS SON LOS QUE SOBRAN!

    LO QUE SOBRA EN ESPAÑA SON COMERCIANTES Y HACE FALTA EMPRESARIOS. Ya vimos lo que da de sí el anterior patrón de patronos…

    Lo peor de todo esto, es que el común acepte como válido lo dicho por el patrón de patronos. Cuando yo fui funcionario y delegado sindical, defendí en el sindicato que se creara empleo fijo en todos los ámbitos, no solo para funcionarios; claro que yo estaba en la línea de Agustín Moreno y en contra de la de José María Fidalgo, como es natural, en CC OO. Porque a lo que se debe ir es a crear empleo y que este sea de calidad. Con los miniempleos le hacía yo un lazo en los cuernos a más de uno. Les recordaré o les diré que por ser delegado sindical sufrí acoso laboral.

    Se suele argüir que los funcionarios no trabajan. Como en todo colectivo, siempre habrá cabras cojas y algunas que tiren para el monte. Lo que pasa es que esto es lo que le queda en la retina al sufrido contribuyente; los malos se ven muchísimo más que los que cumplen con su trabajo más allá de lo que contempla el sueldo.

    Como decíamos antes, funcionario es el barrendero y el que hace un trasplante de corazón o el que va a juzgar malhechores. Funcionarios son los policías y los bomberos. Funcionarios que están al servicio de usted (o deberían estarlo). Si un funcionario no cumple con su trabajo, se le abre un expediente y se va a la calle; eso queda en manos de los jefes de personal que actúan en nombre de los políticos. Nunca me he opuesto ni me opongo a que se haga.

    Otra cosa que hemos de lamentar es la pasividad de los sindicatos o su poca defensa hacia el trabajador. Y el poco coraje que hay en algunos colectivos de funcionarios. La verdad es que los sindicatos solo defienden y no siempre a sus afiliados. Los sindicatos corporativos, cuando plantean una reivindicación, es solo pensando en el beneficio propio.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook