Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 31
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Murcia

    'Spotlight' - Pantalla y papel

    'Spotlight'  -  Pantalla y papel

     

    Contar una historia. Qué aventura. El día a día de un periodistaestá repleto de sentimientos encontrados entre la frustración, los pequeños triunfos y el valor, probablemente desproporcionado, de sus acciones y la repercusión que pueden llegar a tener. Explicar, describir, profundizar en las cosas, intentar clarificar tramas enrededas, volcar toda la información hasta convertirla en prosa apasionante, descifrar las claves de un suceso, marcar las pautas, corregir los errores que se vayan cometiendo en el camino. Cuesta ser objetivo, mea culpa, a la hora de hablar de una profesión sobre la que ha girado toda tu vida profesional, pero las emociones se disparan cuando encuentras una obra que captura la esencia de un modo de vida de la manera en la que lo hace 'Spotlight'. Una historia basada en hechos reales y protagonizada, sencillamente, por gente que intentó hacer su trabajo de la mejor manera posible, que se comprometió con un modelo de periodismo que llegaba a su fin, y que lo hizo con todo el rigor, la profesionalidad y la pasión posible. 

     

    Un escándalo de pederastia cometido por una serie de curas supone la noticia sobre la que el director y guionista Thomas McCarthy compone uno de los monumentos más valiosos que ha ofrecido el cine al periodismo de toda la vida, ese que está llegando al final de sus días con destellos puntuales de dignidad. La historia de este cuarteto de periodistas que emplearon todas sus armas, principalmente papel y boli, para descubrir la verdad, está contada de la manera más detallada, elegante y clásica posible, influida de manera evidente por la sobriedad de 'Todos los hombres del presidente', referente entre referentes. Sin prisas, paso a paso, explicando cada movimiento, dibujando a cada personaje con pequeños detalles de una vida personal siempre secundaria al lado de la profesional, 'Spotlight' consigue atrapar al espectador sin necesidad de grandes discursos, sin concesiones al gran público, tan solo definiendo a la perfección el trabajo de sus protagonistas (brillante reparto), las zancadillas y las trampas que se encuentran en el camino, explicando el papel de David frente a un Goliat empeñado en mirar hacia otro lado. 

     

    Sin embargo, esto no significa que McCarthy se centre en poner medallas y pasar a otra cosa, no, 'Spotlight' también ofrece una más que sana autocrítica, un discurso en el que todos tienen parte de culpa, un gesto que honra una película, por encima de cualquier otra cosa, necesaria. Remover conciencias y estómagos, poner el nudo en la garganta, despertar la rabia desde la calma, objetivos que se cumplen de lleno con una película que en ningún momento cae en lo pretencioso, en la grandilocuencia. Humilde en su grandeza, 'Spotlight' es uno de esos trabajos que llegan muy de vez en cuando para recordarnos el poder que tiene el cine más allá del entretenimiento puro y duro, la importancia de un arte que, al igual que el periodismo, sirve para mostrarnos la (dolorosa) verdad de nuestra propia humanidad. Si amas el periodismo, amarás 'Spotlight'. Si amas el cine, también. Ni más, ni muchísimo menos, que una gran película. Y el precioso homenaje al crepúsculo de una vida dedicada a contar historias. En pantalla y en papel.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook