Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 04
    Julio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Murcia

    'Los Minions' - Ganando respeto

    'Los Minions'  -  Ganando respeto

     

     

    No me encontraréis en los frentes defensores de 'Gru, mi villano favorito'. Ni de su secuela. No terminé, ni termino, de entender el fenómeno en el que se convirtieron dos cintas de animación que poco aportaban al panorama glorioso del género más allá de una nueva interpretación del villano como vehículo total del discurso de buenas intenciones que marcaba la historia. Sin embargo, el público se volcó con ella y la convirtió en una franquicia que, a día de hoy, aún mantiene intactas sus capacidades de convocatoria global. Un estado de salud que se eleva al notable de la manera más inesperada posible, a través de un spin off. De acuerdo, todos nos dimos cuenta de que esos seres amarillos que acompañaban a Gru y sus pequeñas eran secundarios de lujo, auténticos robaescenas, pero faltaba ver si esa naturaleza de contrapunto cien por cien cómico podría aguantar el peso de todo un largometraje. Dos años después de la última entrega, llegan 'Los Minions' y consiguen convencer a todos, los que venían ganados de antemano y los que íbamos con dudas más grandes que las expectativas.

     

    La propuesta de Kyle Balda, también responsable de la infravalorada 'Lorax', y Pierre Coffin, uno de los creadores del universo Gru desde sus orígenes, han sabido entender la personalidad y el carisma de sus protagonistas y, tras un prólogo delirante, repleto de gags que funcionan como un reloj, la película se sumerge en una aventura de robos, villanos, inspectores gadgets y persecuciones tan tradicional como conseguida. El salto a la Inglaterra de finales de los sesenta aporta un espíritu pop, rendido al guiño popular, que convierte la propuesta en una refrescante combinación de sketches independientes y escenas de acción trepidante que ofrece poco respiro al espectador de cualquier edad. Porque los más pequeños disfrutaran a lo grande con el encantador trío protagonista formado por Kevin, Stuart y Bob, pero los mayores también encontrarán un entretenimiento sin mayor aspiración que la de hacer pasar un buen rato.

     

    Y, al mismo tiempo, es esa falta de ambición la que condena a 'Los Minions' a la categoría de pasatiempo veraniego, alejada de los niveles de calidad instalados en un género que entró en una categoría de exigencia altísima de un tiempo a esta parte. Es decir, estamos ante una película que se ve, se disfruta y, automáticamente, se olvida. Pero, al mismo tiempo, conviene quedarse con lo positivo de un spin off que, insisto, funciona mejor que sus dos entregas anteriores, otorgando a los minions una inesperada categoría de protagonistas indiscutibles. Ojalá las próximas secuelas, ya firmadas, cambiaran el orden de importancia en sus personajes. Estos pequeñajos se han ganado un respeto que su jefe no consiguió. Tampoco aportan nada nuevo pero, al menos, no permiten que la sonrisa se relaje. ¿Arte? Cuando llegue 'Del revés', hablamos.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook