Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 14
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Murcia

    'La Visita' - Volvamos a empezar

    'La Visita'  -  Volvamos a empezar

     

    Querido M. Night, no queda todo perdonado, pero casi. No va a ser tan sencillo que olvidemos 'Airbender, el último guerrero' y 'After Earth', dos de las peores pelÃículas de los últimos años, pero lo que has conseguido con 'La Visita' es más que un inicio. Un nuevo comienzo que pesa más por lo que supone que por lo que realmente es. El autor, con mayúsculas, responsable de obras maestras de la talla de 'El sexto sentido', 'El protegido' o 'El Bosque', el tipo que se atrevió a firmar uno de los cuentos más hermosos e infravalorados del cine reciente, 'La joven del agua', reinventar géneros tan complejos como el de las invasiones extraterrestres con 'Señales', incluso demostrando talento y oficio en (auto)homenajes tan discutibles como 'El incidente', ha decidido quitarse todo el peso de encima entregando su trabajo más sencillo hasta la fecha, enfocando la jugada en el susto más básico pero, y aquí­ está la gracia, sin perder su esencia y sumándole al conjunto altas, altísimas dosis de humor. Una pelí­cula que aterra y divierte. Algo nuevo en el catálogo Shyamalan que, al mismo tiempo, uno solamente podría atribuirle a él.

     

    La historia de dos nietos que pasan unos días en casa de sus abuelos sirve al director más polémico de la última década para pasárselo en grande. Y nosotros también. Borrón y cuenta nueva, nada de estrellas universales con ansias de colocar a su descendiente en el firmamento. Nada de adaptaciones ajenas en las que colar algo de personalidad se antoja imposible. Jugar con lo mínimo, apostar sobre seguro y demostrar que el talento no se ha perdido por el camino, que aquello que parece anticuado y mil veces visto, en este caso el formato found - footage, se puede usar con maestr­ía, que sí­, que es posible conseguir crear poesía marca de la casa a través de la planificación (aparentemente) básica. En definitiva, que no deberíamos dar por perdido a Shyamalan. Puede sonar a tópico pero la situación, la suya como cineasta y la nuestra como admiradores de su cine, era más que delicada.

     

    En cualquier caso, el entusiasmo no nos debe cegar,al igual que en su momento no debía hacer la decepción. No todo funciona en 'La visita' y, es curioso, que su punto más débil sea ese giro final al que Shyamalan nos tiene tan acostumbrados. En esta ocasión, ese momento que debe suponer la gran sorpresa, el truco de magia caracterí­stico, se queda a medio camino por una previsibilidad causada por el exceso de pistas previas. Un golpe de efecto que, a pesar de no pillarnos desprevenidos, justifica un tramo final que decide dar el salto definitivo a esa extraña locura en la que la risa y el susto se dan la mano. Un desenlace que no hace más que confirmar la sensación de que Shyamalan se ha liberado de sus fantasmas y ha recobrado la ilusión por contar historias sin estar tan pendiente de lo que digan los números de una taquilla en la que, por cierto, ha conseguido sus mejores cifras en unos cuantos años. Habí­a ganas de perdonar a un director que nos había dado tanto cine de altísimo nivel. No son más que los primeros pasos pero, al menos, hemos recuperado el optimismo. Y nos hemos llevado unas cuantas carcajadas inesperadas. Volvamos a empezar, M. Night.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook