Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 02
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Murcia

    'Kingsman. Servicio Secreto' - Misión cumplida

     

    'Kingsman. Servicio Secreto'  -  Misión cumplida

     

    Los premios no están mal. Sería un hipócrita si, después de la borrachera de análisis, predicciones, favoritismos y atracón de películas presentes en la carrera de galardones que finalizaron, a lo grande, el pasado 22 de febrero, me quejara de su valía y, especialmente, su encanto. Nos gustan. Y mucho. Y nos cansan. Y mucho. Terminamos exhaustos tras la avalancha cinematográfica que marca, eso sí, el tramo cinematográfico más interesante del año. Después de ellos, siempre, llega el desierto, las sobras, el desierto. Sin embargo, Hollywood parece haberse dado cuenta y ha activado, para este 2015 que sigue recién llegado, un calendario de cine palomitero, taquillazos en potencia y blockbusters nostálgicos que han encontrado en 'Kingsman', nos ahorraremos el añadido de su título, un más que notable disparo de salida. La fórmula es tan evidente como efectiva, coger un género, en este caso el de los espías más tradicionales, con Bond, James Bond, a la cabeza y convertirla en un festival pop de explosiones coloreadas, guiños cinéfilos y frikismo encantador. Sobra apuntar que las secuencias de acción trepidantes también entran en la combinación. El primer punto a favor es que su director, Matthew Vaughn, ya hizo lo mismo con el cine de superhéroes con la fantástica primera entrega de 'Kick Ass', nada que ver con su decepcionante secuela, y aquí vuelve a repetir sus mejores trucos.

     

    Comandada por un deslumbrante Colin Firth, en una de esas interpretaciones tan festivas como controladas que nos regala de vez en cuando, 'Kingsman' se apoya en su relación con un enemigo antológico al que da forma Samuel L.Jackson, para reformular la quintaesencia del estilo british, las tramas de misterio más clásicas y, al mismo tiempo, no dejar de lado la intriga tecnológica que marcó el territorio Bourne. Todo metido en una coctelera movida de un lado para otro sin descanso, abriendo el show un prólogo que mezcla a Austin Powers con 'Kill Bill' y cerrada con un clímax final enloquecido y vertiginoso, de ritmo imparable, de diversión contagiosa, de talento en estado puro. Todo llevado al extremo pero sin dejarse caer en la parodia más evidente, esquivando el trazo grueso, rindiendo tributo a un género anclado en los últimos años en una oscuridad y una densidad que, si bien ha regalado grandes trabajos ('Skyfall'), también necesitaba una renovación como la que propone Vaughn.

     

    'Kingsman' se termina descubriendo como artefacto de entretenimiento casi perfecto. Un refrescante, diferente, nicio de saga adolescente, que no se olvida del público adulto, ofreciendo recompensa para ambos. Dirigida con brío, interpretada con entusiasmo, nos encontramos ante una de esas películas en las que todos, absolutamente todos, sus responsables parecen estar pasándoselo pipa. Muchas veces ocurre que esa sensación se queda simplemente en la pantalla, no consigue saltar hasta las butacas pero, en esta ocasión, esta historia de espías de toda la vida que cenan hamburguesas grasientas, provocan matanzas en iglesias y consiguen que el himno británico se convierta en un castillo de fuegos artificiales en toda regla, consiguen que participemos en su fiesta. ¿Cómo? Desconectando. Pasándolo bien. Misión cumplida.

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook