Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 20
    Febrero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Murcia

    'Deadpool' - Aire fresco

    'Deadpool' - Aire fresco

     

    A la hora de hablar de la falta de originalidad e imaginación en el Hollywood actual, el género superhéroe siempre aparece como uno de los principales indicativos. Y tiene todo el sentido del mundo. Desde que la primera entrega de 'Iron Man' arrasara proponiendo un nuevo modelo cinematográfico en el que la adaptación del cómic a la gran pantalla le daba tanta importancia al guion como a los efectos especiales, la industria se ha puesto las botas. Sin embargo, tras la cima que supuso 'Los Vengadores', la película que mejor define la ambición artística y económica que se combina en el género, los éxitos de taquilla se sucedían a la misma rapidez que la pereza. Mismos esquemas, ideas intercambiables, escenas reconocibles, ver y olvidar. La cantera de superhéroes parece inacabable, y algunos de los personajes que están por llegar despiertan auténtico interés, pero los espectadores necesitabámos un paréntesis, alguna novedad destacable, un soplo de aire fresco en medio de tanto lugar común. Y llegó 'Deadpool'. Al fin. 

     

    Con él, Marvel demuestra sentido del humor, capacidad de reinvención y, por encima de todo, libertad creativa absoluta. 'Guardianes de la galaxia' no fue una casualidad, aunque después de la cinta dirigida por Tim Miller se quede más cerca de la broma simpática. Porque, 'Deadpool', es lo que el género necesitaba, lo que nosotros necesitábamos, lo que Marvel necesitaba. Ir más allá, proponer algo diferente, arriesgarse con todo, dejar espacio para que unos guionistas escribieran la mejor historia posible, que un director tuviera auténtico margen de maniobra, que no se pensara exclusivamente en gustar a todo el mundo. De este modo, estamos ante una película de superhéroes gamberra, delirante, chula, vulgar y divertidísima. Desde sus brillantes títulos de crédito iniciales, 'Deadpool' va con todo, arrasando a base de diálogos hilarantes, escenas de acción planteadas con ingenio y destreza, una narración planteada a través de saltos temporales que funciona a la perfección y un personaje central antológico. 

     

    Y aquí conviene reivindicar una vez más la figura de Ryan Reynolds. Él es el motor de la película, su mejor virtud, el punto más alto. Haciendo suyo al personaje desde el minuto uno, el actor ofrece todo un recital cómico a través de gestos, réplicas y capacidad para reírse de sí mismo. Porque eso es 'Deadpool', una lección de lo importante que es no tomarse tan en serio, una carcajada constante en esas cintas de superhéroes donde la solemnidad le come todo el terreno a la evasión. En definitiva, la fiesta que el género ansiaba encontrar, sin reestricciones ni alertas, sin límites ni reglas. Una de las mejores comedias de acción de los últimos años tiene como protagonista a un tipo disfrazado con mallas rojas incapaz de dejar de escupir insultos y bromas de mal gusto. Y es la película de superhéroes que estábamos esperando. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook