Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 07
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cine Murcia

    'Anacleto: Agente secreto': El humor nunca falla

     

    'Anacleto: Agente secreto': El humor nunca falla

     

    Lo hemos conseguido. Vale, puede sonar muy pretencioso apuntarnos todos el tanto de esa comunión que, ahora sí, parece haberse establecido entre la taquilla y el cine español pero, al final, ambas partes hemos puestos de nuestro lado. La clave era la comedia. Nos reíamos de nosotros mismos y acordabamos cumplir con el contrato de asistencia semanal con una sala de cine ansiosa de hablar en castellano sin que por ello se la mirara mal. La culpa la tienen un grupo de historias contadas con mayor o menor gracia pero que, de manera incontestable, consiguieron activar esa tecla en el público que las elevaba en la venta de entradas justificando estrategias publicitarias tan masivas como respetables. El punto de inflexión lo encontramos en, allá vamos de nuevo, 'Ocho apellidos vascos', pero conviene mirar un poco más atrás, sin alejarnos demasiado en el tiempo, para descubrir que la mecha se encendió con una Inma Cuesta tan torpe como encantadora. Ella era la gran protagonista de 'Tres bodas de más', una película que entendía el modelo de comedia actual sin tomar al espectador por tonto, combinando con talento la ternura, la nostalgia, la vulgaridad y el romanticismo. Suena extraño pero se disfruta con la máxima facilidad. El responsable del logro se llama Javier Ruiz Caldera y lo ha vuelto hacer en un terreno mucho, muchísimo más complicado, adaptando 'Anacleto: Agente secreto'.

     

    Enfrentarse a un personaje tan asentado en la memoria colectiva es un lujo pero, al mismo tiempo, un riesgo absoluto. Hay múltiples maneras de fallar el tiro y pocas opciones de dar en la diana pero, Ruiz Caldera, ha entendido que el mejor modo de adaptar a un personaje como Anacleto es introduciéndole en su universo cinematográfico, que no al revés. O no del todo. Aquellos amantes que devoraban el tebeo de Vázquez encontrarán mil y un guiños en el guión escrito a seis manos entre Fernando Navarro, Pablo Alén y Breixo Corral, pero los que lleguen vírgenes no tendrán problema alguno en sumergirse en una propuesta que se libera de prejuicios y ataduras de estilo gracias a un ritmo endiablado que la convierte en un ejemplar espectáculo de acción y diversión, un entretenimiento que sabe lo que quiere y la manera en la que lo puede conseguir.

     

    Liderado por un excelente Imanol Arias, puro carisma, presencia capaz de llenar la pantalla con un mínimo gesto, 'Anacleto: Agente secreto' suma virtudes en forma de reparto. Quim Gutiérrez ofrece una interpretación en permanente estado de gracia, explotando al máximo una vis cómica que se encuentra en su mejor momento, Berto Romero, estupendo una vez más, pide a gritos una película como protagonista absoluto, Carlos Areces perturba y divierte y Alexandra Jiménez hace fácil lo que no lo es. Ellos son el núcleo de una adaptación que, desde el respeto, decide ir más allá, actualizar el personaje y ofrecerle un emotivo homenaje, una carta de amor en toda regla a un icono que une a varias generaciones. El vehículo usado para ello es una película que une ese mundo de tebeo que dibujó con tanta maestría el mundo del ayer y fundirlo con la comedia de hoy. No era la manera más sencilla de hacerlo pero, visto el resultado, era la más efectiva. Y la más valiente. Qué bueno es el humor cuando, al igual que Anacleto, nunca falla. 

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook