Blog 
Pantalla Grande
RSS - Blog de Alberto Frutos Díaz

El autor

Blog Pantalla Grande - Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos Díaz

Alberto Frutos, periodista. Amante del cine, la música y los libros. Colaborador en diversos medios radiofónicos y escritos como experto en cine, música y series. El cine es el primer arte, nunca el séptimo.

Sobre este blog de Cine

Comentarios y críticas de los estrenos cinematográficos más importantes que se produzcan cada semana. Sirva este blog como acuarela donde, para gustos, los colores.


Archivo

  • 14
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    'Sombras tenebrosas' - Debilidades

    Uno, por más crítico que sea, tiene sus debilidades. Directores a los que se le perdona casi todo, películas ridiculizadas que se convierten en obras de culto personal, actores infravalorados de los que esperas ‘esa película’ en la que se descubran como grandes intérpretes o actrices que para muchos son poco más que floreros pero que un servidor no dudaría en defender a capa y espada ante cualquier adversario utilizando todos los métodos posibles. En el primero de los sectores, tampoco vamos ahora a desvelar todos los placeres cinematográficos ocultos, estaría Tim Burton. Vistas todas sus películas, cortometrajes, producciones, aplaudidas casi todas, la duda se plantaba ante mí con la misma contundencia con la que su versión de ‘Alicia en el país de las maravillas’ mostraba falta de personalidad, signos de autor domesticado por la industria frente a la cual el bufón presentaba sus inagotables trucos de magia sin dedicar mucho esfuerzo, el mínimo, por sorprender o cautivar. Dos años después de aquella película, Burton acude de nuevo a un material ajeno, en este caso una serie de televisión de los sesenta, que le ofrecía todo un abanico de posibilidades argumentales para volver al punto de origen. Vampiros, brujas, personajes extravagantes, fantasmas y traumas infantiles, incluido. ¿El resultado? ‘Sombras tenebrosas’.

    Que no cunda el pánico provocado, comprensiblemente, por los avances en forma de tráiler que habían visto la luz hasta el momento de su estreno, la nueva película de Tim Burton es, por encima de cualquier cosa, una película de Tim Burton. Entendiendo esta etiqueta como un género en sí mismo y no como uso imperdonable de la reiteración egocéntrica propia del fan/admirador, ‘Sombras tenebrosas’ se aleja de las obras maestras firmadas por su director, es decir, ‘Eduardo Manostijeras’, ‘Big Fish’ y ‘Ed Wood’, exceptuando ‘Pesadilla antes de Navidad’ por estar dirigida por Henry Selick, pero no cae bajo ningún concepto en el saco de sus trabajos menores (‘El planeta de los simios’ y la citada ‘Alicia’), ocupando un lugar intermedio junto a ‘Mars Attack’ o ‘Bitelchús’, las dos películas con las que ‘Sombras tenebrosas’ tendría más puntos en común. El reparto, comandado por un espléndido Johnny Depp, nos trae de vuelta al universo Burton a Michelle Pfeiffer, su Catwoman en la notable ‘Batman vuelve’ y, cómo no, a Helena Bonham Carter, omnipresente en la última etapa del director. Junto a ellas, Eva Green  con un personaje bombón, en todos los sentidos, que nos hacen arrodillarnos ante Burton para que siga contando con su presencia en próximos proyectos.

    Brillante en su comienzo y aún mejor en su desenlace, ‘Sombras tenebrosas’ cuenta con un desarrollo algo irregular, reiterativo en su uso de las situaciones de humor y con cierta predisposición para elevar al máximo el protagonismo de Barnabás, el vampiro Depp, frente a otros personajes que terminan ocupando un lugar demasiado secundario. Más allá de eso, pocas sorpresas, ambientación excelsa, banda sonora a la altura de Danny Elfman, atmósferas reconocibles y grandes momentos en una película que se deja ver muy bien, que no ofrece un conjunto sobresaliente pero que no se aleja de lo notable en sus dos horas de metraje. Aquellos que sean admiradores de la dupla Burton/Depp disfrutarán de esta octava colaboración con moderación mientras que sus detractores no encontrarán razón alguna para reconvertirse. Donde otros celebran y piden a algunos directores que regresen a sus orígenes, a sus señas de identidad, a la personalidad perdida de su obra, seguirán achacando a Burton que haya acomodado sus películas en la etiqueta que lleva su propio nombre. Es un lugar reconocible, sí, pero del regreso siempre se sacan cosas. Positivas o negativas. O ambas. Pero, con lo que cuesta mantener un mundo en pie, no quitemos valor a la capacidad de haber creado un universo propio, en este caso, el de Tim Burton. Una debilidad.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook